EL TURISMO, POR BUEN CAMINO

0
1011

El sector turístico ha ido creciendo en los últimos años, pero hay que hacer un cambio en la matriz turística.

Poco a poco el nombre de Nicaragua ha venido sonando en el exterior cuando de destinos turísticos se trata. Este sector ha venido experimentando un crecimiento sostenido en el país en los últimos cinco años, dice Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (CANTUR).

Anteriormente Nicaragua se encontraba con indicadores muy bajos en relación a la región Centroamericana, el parámetro de compa- ración más cercano. Según Torres, el país ha venido creciendo a tasas anuales del 7 por ciento, aproximadamente.

“Este crecimiento se debe a varias razones relacionadas con las políticas que hemos venido estableciendo con el INTUR (Instituto Nicaragüense de Turismo). Hemos firmado una alianza entre el INTUR y el sector privado que ha permitido desarrollar acciones conjuntas para ir creciendo. En términos de llegada de turistas hemos venido mejorando cada año”, explica Torres. Nicaragua es visitada por aproximadamente 1 millón 300 mil turistas, y las expectativas para el 2014 es superar esta cifra, incrementando a 1 millón 350 mil.

Otro factor que ha permitido un buen panorama para el turismo es el crecimiento en inversión turística. “Hemos firmado en la junta de incentivos turísticos, exoneraciones tributarias turísticas, en los últimos cinco años, casi por más de 400 millones de dólares. El año pasado cerramos con 77 millones de dólares. En lo que va de 2014, incluyendo junio, ya andamos por la cifra de 60 millones de dólares en incentivos turísticos tributarios”, explica el presidente de CANTUR.

El presidente de la Red Nicaragüense de Turismo Rural Comunitario (RENITURAL), Harold Ramos, indica que en el 2013 un 10 por ciento de los turistas que ingresaron al país eligieron hacer turismo rural.

Desde que se aprobó la ley de concertación tributaria se redujeron los montos mínimos de inversión para tener acceso a los incentivos tributarios. En Managua y los departamentos se bajó al 50 por ciento de los montos mínimos. En Managua el monto mínimo es de 50 mil dólares incluyendo terreno; en los departamentos es de 25 mil dólares incluyendo terreno. “Buscábamos que más PYMES tuvieran acceso a esos incentivos tributarios y no beneficiar únicamente a las grandes empresas”, dice Torres.

Hasta junio de este año, la junta de incentivos turísticos del INTUR había aprobado nueve proyectos en su sexta reunión del año. Uno de ellos es la construcción del aeropuerto Esmeralda en las playas de Tola, Rivas, cerca del resort Mukul. Este proyecto tiene una inversión de 12 millones 622 mil dólares.

Hasta la sexta reunión se aprobaron 69 millones 182 mil dólares en proyectos turísticos; 56 millones 839 mil dólares recibirán los beneficios d e la Ley 36, en cuanto a exoneraciones de impuestos, según funcionario del INTUR. Durante la etapa de construcción estos proyectos generarán 1,853 empleos temporales y 122 empleos permanentes. Para finales de 2014 INTUR estima que el total de inversiones aprobadas ronde los 90 millones de dólares.

La mayor fuerza la tienen las inversiones hoteleras. En Nicaragua hay 873 establecimientos hoteleros, lo que se traduce en 11 mil 800 habitaciones y casi 20 mil camas al cierre del 2013. De estos 873 hoteles la mayoría son pequeños y solamente 35 están entre cuatro y cinco estrellas. En Nicaragua existen 313 hoteles, 10 aparta hoteles, 22 albergues, 16 estilo cabañas, 62 casas de huésped y 429 hostales familiares.

“Necesitamos mejorar la distribución hotelera en las regiones donde se mueven las rutas turísticas y la calidad de esas instalaciones hoteleras. Necesitamos graduarnos de estrellas, por ejemplo: de los 429 hostales solo 48 tienen tres estrellas, 72 tienen dos estrellas y de una estrella son 309 hostales, necesitamos graduarlos de estrellas que sean de dos o tres estrellas para mejorar la calidad de la hotelería en Nicaragua. Porque estos hostales están en todo el país, son los que garantizan y sobre ellos recae el peso del millón 300 mil turistas que nosotros recibimos todos los años”, dice Torres.

APOSTAR POR EL TURISMO RURAL

El presidente de CANTUR apuesta por la construcción de pequeñas instalaciones hoteleras como los hostales, aparta hoteles y eco albergues, de este último hay muy pocos en el país y tienen bastante demanda por los turistas europeos. “El turista que está entrando a Nicaragua no quiere hoteles de cinco estrellas. El turista quiere tener un mayor acercamiento con la naturaleza”, comenta.

Es por ello que es importante cambiar la matriz turística, ya que según Torres el 65 por ciento de los turistas que ingresan al país quieren un mayor acercamiento con la naturaleza.

“No podemos seguir hablando de sol y playa. La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha dicho en estudios que la tendencia en el turismo es a moverse al turismo alternativo o ecoturismo. El turista ya no quiere exponerse mucho al sol, quiere estar conectado a la naturaleza. Un turismo de aventura, vivencial, quieren saber cómo se cosecha el cacao, cómo se ordeña una vaca, cómo se siembran los productos. Nicaragua lo que más tiene es naturaleza y debemos aprovechar eso”, recomienda el presidente de CANTUR.

Este tipo de turista no es muy exigente en cuanto a la infraestructura, pero sí en la calidad de los servicios, por ello se debe priorizar la inversión del turismo rural o turismo relacionado al medio ambiente. Con cierto nivel de calidad en los servicios, inocuidad en los alimentos y salud ambiental.

Ramos indica que el norte del país es más visitado por turistas norteamericanos y centroamericanos, específicamente salvadoreños y hondureños. La parte del pacífico del país es visitada por europeos, turistas nacionales y costarricenses.

Dentro del turismo rural en Nicaragua existe una oferta complementaria: el turismo de la agroindustria, agroproducción; es decir, lo que se conoce como turismo vivencial. “Esto es algo que le motiva al extranjero, le gusta compartir con las familias rurales”.

En un período de casi 10 años el turismo rural ha venido creciendo, pasando de un 1% en el 2004 a un 11% – 12% en el año 2014, indica Ramos. No obstante, hace falta enfocar más la parte del turismo rural comunitario de parte de las instituciones encargadas, señaló. Se requiere de un programa de fomento especializado al turismo rural, donde se le busque solución al tema de mejora de acceso e infraestructura, agregó.

Datos de RENITURAL indican que existen a nivel nacional 44 albergues y 70 casas de familias habilitadas para atender turistas, lo que ha generado un ingreso para esas familias. El ingreso de gasto de los turistas en este caso ha pasado de 35 dólares al día a 45 dólares en algunos sitios. Ramos coincide en que los turistas están demandando mejor calidad en los servicios, y esto generará un aumento en el gasto promedio.

Nelson Manzanares, de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC) dice que en el tema de turismo se debe de discutir las oportunidades de empleos para estudiantes de las carreras de turismos. “Hay que desarrollar el capital humano para que pueda ser un emprendedor bajo los conocimientos teóricos prácticos que nosotros le brindamos en la universidad, y que también tenga la oportunidad de poder liderar y gerenciar.

NOMINACIONES

Este año seis hoteles de Nicaragua estuvieron nominados en diversas categorías de los World Travel Wards 2014, de acuerdo con el INTUR. Premios que reconocen, premian y celebran la excelencia en todos los sectores de la industria de los viajes y el turismo global.

Mükul Beach, Golf & Spa ubicado en Costa Esmeralda fue uno de los nominados y compite con diversos hoteles internacionales en esa categoría. Además, fueron nominados la hacienda y Ecolodge Morgan’s Rock de San Juan del Sur; en la marca líder están los hoteles Barceló Montelimar Beach, Crowne Plaza, Hilton Princess y Real Intercontinental Metrocentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here