Especialización en experiencias es vital para PYMES turísticas en Nicaragua

0
1171

Sabemos que Nicaragua está teniendo avances en la cantidad de turistas que ingresan anualmente al país. En el año 2014 1.32 millones de turistas ingresaron al país (según datos del INTUR). En ese mismo año cada turista gastó un promedio de $41.8 por día, lo cual representa un crecimiento del 4% con respecto al año 2013. Igualmente la procedencia de los turistas ha experimentado cambios, a como podemos apreciar en los siguientes gráficos.

 

 

En este mismo año también se determinó que existen aproximadamente 8,693 empresas que brindan diferentes servicios turísticos. De estas empresas, el 90 por ciento son MIPYMES. Esto representa una oportunidad para los dueños de estas pequeñas y medianas empresa en capitalizar el dinero adicional que los turistas están gastando.

Cabe mencionar que un cambio en la procedencia de los turistas puede variar el tipo de estándares de servicio dentro de la industria. Una estrategia de crecimiento en este sector es la “especialización”, u oferta auténtica, que se ajusta a la experiencia que el turista quiere tener.

La especialización en las experiencias turísticas no limita la cantidad de productos y servicios turísticos que se pueden ofrecer; pero sí se priorizan los elementos que estos productos y servicios obtendrán y, sobretodo, la percepción y emociones que evocarán en el turista.

Durante una conversación que sostuve con el propietario de un hotel ubicado en una zona rural comunitaria, él me expresó que no ofrece televisión en los cuartos de su hotel a pesar que, desde hace algunos años, varios de sus visitantes le pedían esta opción como parte del alojamiento. Pues bien, el propietario les aclaró que se oferta una experiencia distinta a otros hoteles, porque los huéspedes que visitan su hotel deben experimentar el descanso y la paz que conlleva estar alejados de una zona de mayor actividad urbana, además de poder disfrutar del paisaje característico de su ubicación.

El que ofrece el producto o servicio turístico debe ambientar y escoger los recursos e infraestructura basados en las bondades de los recursos que eligió para el disfrute del turista, a un nivel de precio por el que estén dispuestos a pagar.

La empresa que oferta el servicio debe perfilar a su “turista ideal”, definiendo el rango de edad, género, nivel socio-económico, lugar de origen, sus fuentes de información, y qué factores influyen en la toma de decisión sobre el destino turístico a visitar.

En esta etapa la empresa debe hacer una investigación de estas fuentes de información, ya bien sean publicaciones, páginas de internet que califiquen o provean comentarios de las experiencias que otros turistas han tenido al visitar ciertos lugares o servicios. Algunas fuentes de información pueden ser los foros en páginas como TripAdvisors; Mundo-Nomada; Los Apuntes del Viajero, entre otros.

Se deben buscar negocios similares a los nuestros e identificar los elementos claves que valora el turista. Para un restaurante, ¿será la calidad de los ingredientes, la rapidez del servicio, la calidez del personal? Para un hotel, ¿será la comodidad de las camas, las tiendas o los restaurantes de los alrededores? O para una finca que ofrece senderismo, ¿será el paisaje, la tranquilidad o la singularidad de los elementos naturales que se muestran en el contorno?

Las PYMES que han logrado exitosamente identificar los elementos más valiosos dentro de la experiencia turística para sus clientes, deben estar apoyadas y alineadas con la administración municipal para evitar la sobre explotación de los recursos turísticos; para canalizar esfuerzos en la unificación de la oferta turística sostenible que conlleve a mejoras en la calidad de vida de la población local.

El rol de las PYMES en el desarrollo turístico y la calidad de los productos y servicios deben ser prioritarios. Cada empresa debe tener una propuesta de valor única que sea distintiva para atraer al turista, pero a la vez debe combinar esfuerzos con otros negocios para realzar la experiencia general. Por ejemplo, una empresa o cooperativa que posee una finca que ofrece paquetes de Senderismo por rutas ecológicas puede establecer alianza estratégica con restaurantes aledaños a su ubicación; o bien, puede negociar con el restaurante para que se ofrezca sus comidas a los turistas visitantes de los senderos.

Recordemos, la oferta turística debe ser sólida. La empresa proveedora de productos y servicios turísticos debe reconocer y ofrecer una experiencia que lo distinga y que evoque en su cliente las emociones deseadas al momento de planificar su viaje, ya sea este de tipo aventura, deportivo, o cultural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here