Actividad minera en Nicaragua

0
1165

Análisis revela que el oro y los materiales de construcción son una actividad motora e impulsora del crecimiento económico.

De cada dólar generado por la minería metálica, 0.66 centavos se quedan en Nicaragua en forma de pago impuestos, remuneraciones y adquisición de bienes y servicios locales.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio Análisis de la actividad minera en Nicaragua 2006-2016, elaborado por el economista Néstor Avendaño, presidente de Consultores para el Desarrollo Empresarial S.A. (COPADES).

En el caso de la minería no metálica (producción de arena, piedra cantera, hormigón, cemento y agregados para la construcción), 0.80 centavos ingresan a la economía nacional.

Este resultado determina que la explotación de minas y canteras se considera una actividad motora o impulsora del crecimiento económico, particularmente el oro y los materiales utilizados en la construcción, debido a su fuerte encadenamiento.

La exportación de oro es el tercer rubro más importante para Nicaragua. El valor de las exportaciones de oro fue igual a US$357 millones en 2016. Las concesiones otorgadas a la minería metálica y no metálica abarcan una superficie equivalente al 8.4% de la superficie de tierra firme del país, de los cuales menos del 1% está en explotación, tenemos un alto potencial para el aprovechamiento responsable y sostenible.

“En términos económicos la minería “arrastra” consigo a otras actividades que le proveen productos, servicios y bienes como servicios financieros y bancarios; servicios básicos como energía eléctrica, combustible y lubricantes, transporte, entre otros”, señaló el economista durante la presentación de este estudio.

Es prioritario contar con estudios técnicos

Según Sergio Ríos, presidente de CAMINIC, Nicaragua necesita de estudios como este que analicen el impacto económico y social de la minería en términos de empleos, salarios, impuestos, encadenamiento económico a fin de evidenciar el aporte de este sector en los distritos mineros, las regiones autónomas y el país.

“Para nosotros la Cámara Minera de Nicaragua es una prioridad contar con información técnica, seria, imparcial que analice los resultados de nuestro enfoque Minería para todos apoyado por el Ministerio de Energía y Minas y el Consejo Superior de la Empresa Privada cuyo propósito es realizar una minería sostenible y responsable en nuestro país”, dijo Ríos.

Para la realización de este estudio COPADES recopilo la información disponible sobre exportaciones, producción, empleo, salarios, proyectos sociales, inversión, concesiones mineras, entre otros, provenientes de las fuentes oficiales y gremiales disponibles en el país.

“Este estudio también nos servirá de base para formular nuevas estrategias y programas sociales que promuevan el desarrollo comunitario y el desarrollo del país. Vemos este estudio como una hoja de ruta a seguir para hacer sostenible nuestra presencia en los distritos mineros, de igual forma este documento sirve de pauta para continuar esfuerzos conjuntos entre el sector privado, la sociedad civil y el gobierno para formalizar la pequeña minería y la minería artesanal”, agregó el presidente de CAMINIC.

Por su parte el presidente del COSEP, José Adán Aguerri, destacó que en los últimos cinco años el sector minero ha invertido 670 millones de dólares en el país; se han generado 5 mil empleos directos y con la escala más alta en cuanto al salario promedio que tiene el país y en los beneficios que percibe el Estado en los últimos años han sido de U$56 millones de los cuales el 35% va directamente a las comunidades donde están las empresas mineras.

Ejemplificó que en el año 2006 que llego la empresa minera Hemco a Bonanza habían 18 mil personas viviendo en el municipio y este año ya hay más 40 mil personas… “esta comunidad que en el año 2006 era una de las más pobres del país hoy a través del esfuerzo de la empresa cuenta con un programa de ordenamiento y desarrollo urbano donde se ha involucrado a la comunidad barrio por barrio y que ha permitido tener estadio, un centro de desarrollo infantil, una casa materna, luz y agua, caminos, comisariatos y apoyo a los mineros artesanales que independiente de las empresas estarán ahí”.

Aguerri destacó además el premio a los trabajadores mineros de los diferentes municipios donde están las empresas en el país “estas personas son las beneficiadas, que reciben ese salario y que reciben en la comunidad los beneficios directos de que hoy tengan una comunidad que dejo de ser de las más empobrecidas y hoy le están dando una oportunidad de vida a sus hijos muy diferente a la que ellos tuvieron”, expresó.

“Si nosotros no tenemos esa relación con las comunidades obviamente las empresas no van a tener la estabilidad que necesitan, y si no hay estabilidad no vamos a tener este tipo de resultados”, expresó.

El presidente del COSEP también manifestó que Nicaragua es una economía que necesita de encadenamientos y si no tienes encadenamientos ves limitado tu potencial de crecimiento; “la minería ha servido como un factor de encadenamiento que antes no existía en los municipios a donde ha llegado y hoy vemos servicios financieros, bancarios, comerciales, asesorías legales, ventas de seguros que van encadenados a esta actividad económica”.