“América para los americanos”

0
945

¿Por qué llamar americano a quien viene de Estados Unidos si debe ser para quienes provienen del continente americano?

Se trata de un término que genera confusión frecuente pese a que la regla es bastante clara al respecto.

La Real Academia Española (RAE), en su diccionario panhispánico de dudas, señala que este gentilicio no debería ser asociado con EE.UU.

“América: debe evitarse la identificación del nombre de este continente con los Estados Unidos de América” dice la RAE.

Sin embargo, el gentilicio “americano” no deja de generar controversia por la historia que trae detrás.

¿Quién empleó el término primero?

La respuesta a esta pregunta es compleja.

Por antigüedad, serían los franceses en 1556, seguidos de los estadounidenses en 1598, según escribe el profesor de Lengua de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), y miembro de la RAE, Pedro Álvarez de Miranda en su libro “Para la historia de ‘americano'” (2007).

Sin embargo, Álvarez de Miranda asegura que el verdadero “nacimiento” de la palabra surge cuando esta se comienza a generalizar.

Si se busca quiénes generalizaron el término primero, fueron los hispanoamericanos, algunas décadas antes que los angloamericanos.

El término “americano” comienza a divulgarse a partir de 1730 en América, según Álvarez de Miranda. Su uso venía acompañado de una conciencia “americanidad”.

“América para los americanos”, la frase de la Doctrina Monroe, aprovechaba un juego de palabras para expresar la hegemonía continental de Estados Unidos más allá de su territorio.

Sin embargo, no todos los hispanoamericanos acceden al gentilicio.

La resistencia viene principalmente de quienes recuerdan con resentimiento las muchas intervenciones de EE.UU. en América Latina, asegura Majfud.

Autores, cantantes y poetas han formado parte de esa resistencia. José Martí, Pablo Neruda, Nino Bravo, Mercedes Sosa y Calle 13 han sido algunos de las figuras públicas que utilizaron su arte para reapropiarse del término.

Hay un elemento cultural. Todos estos íconos tienen una tendencia a resistir el dominio estadounidense.

Nota realizada por BBC Mundo.