Apoyan a 600 mujeres de Centroamérica en su lucha contra el cáncer de mama

0
881

ACAN-EFE

Prevenir, tratar y motivar a todas las mujeres que luchan contra el cáncer de mama es el objetivo de una campaña presentada hoy en Guatemala y cuyo fin es beneficiar a más de 600 víctimas de la enfermedad en el país y en otros dos de la región centroamericana: Honduras y Nicaragua.

Por segundo año consecutivo Alimentos Maravilla S. A., como parte del compromiso de su marca líder De La Granja, con más de 35 años en el mercado, dio a conocer este martes esta iniciativa bajo el lema “Transformando vidas”, cuyo propósito es contribuir a la lucha del cáncer de mama “desde la prevención, tratamiento y motivación” de estas personas.

“La enfermedad existe, sí, pero puede ser curada si se detecta a tiempo”, enfatizó el gerente de mercado de Alimentos Maravilla, Pablo Montón, quien insistió en la necesidad de prevenir y concienciar a la población, para lo que los productos de la marca “se vestirán de rosa”.

Desde el 18 de octubre hasta el 13 de noviembre, De La Granja se vestirá de rosa, coincidiendo con la celebración, el 19 de este mes, del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama.

Además, harán una donación a los tres países, que gestionarán otras tantas fundaciones, y que permitirá mejorar las condiciones de más de 600 mujeres en al región: 125 en Nicaragua (a través del Centro de mujeres Ixchen), 220 en Honduras (Fundación Hondureña contra el Cáncer de Mama) y 275 en Guatemala (Fundación de Amigos contra el Cáncer).

Mamografías, ultrasonidos, radioterapias y quimioterapias son algunos de los usos que se les darán a estos fondos. Y también en Guatemala, explicó la representante de Fundecan, Isabel Herbruger, se comprarán pelucas, todo con los 100.000 quetzales entregados este martes (más de 13.000 dólares).

Una de las beneficiarias, Ruth Mazariegos, expresó a Acan-Efe su gratitud y satisfacción por donaciones como la De La Granja, “una bendición” que les ayuda a contar con el apoyo suficiente para luchar y pelear contra la enfermedad.

“Es una bendición para mí como persona”, insistió esta mujer de 50 años que hace 16 meses fue diagnosticada de cáncer de mama en su pecho izquierdo. En febrero, cuenta, fue operada y a pesar de que el diagnóstico “fue bastante difícil” ahora se siente “feliz” tras seis sesiones de quimioterapia.

El próximo mes de noviembre, continúa, empezará gracias a la donación de este día con las sesiones de radioterapia, porque el acceso a estos tratamientos en el país “es demasiado caro”.

Rita Menegazo es otra de esas mujeres. El pasado mes de mayo su doctor le dio el diagnóstico y desde entonces no solo ella, también su familia, han sido apoyados para enfrentar estos “duros momentos”. “El proceso es demasiado duro, es devastador. No hay palabras para describirlo”, apunta por su parte Bernardina Felipe, de 47 años: “Un millón de gracias para todos”.

En Guatemala, Honduras y Nicaragua el cáncer de mama es la segunda causa de mortalidad en la población femenina y no todas las personas tienen la oportunidad de sufragar los gastos que conlleva esta enfermedad. ACAN-EFE