Aprende a identificar la publicidad engañosa

0
348

Nos encontramos en una temporada en donde el tema de la publicidad engañosa nos debería de preocupar por el desborde comercial que posiblemente podría afectarnos a la gran parte de la población.

De acuerdo con la legislación nicaragüense que define como publicidad falsa o engañosa aquella que “de cualquier manera, directa o indirecta incluyendo su presentación, induzca o pueda inducir al error o a una falsa conclusión a sus destinatarios”. De igual forma es considerada de la misma naturaleza aquella publicidad que omita los datos fundamentales de los bienes o servicios. (Art 5 de la Ley 842).

Se puede llegar a una “falsa conclusión” sobre un producto que trasciende su precio y abarca desde la naturaleza del producto o servicio, su uso, contenido, peso o medida, características básicas, fecha de elaboración o de vida útil, tecnología empleada, calidad, cantidad, propiedades, origen comercial o geográfico, oferta, tasa o tarifa, garantías, descuentos, entre muchos otros aspectos.

Quizá  en este momento estés recordando muchos episodios en los que algún distribuidor o fabricante incumplió en alguno de esos aspectos y te estarás preguntando qué se puede hacer al respecto.

Lo primero que debés saber es que si identificás algún tipo de publicidad engañosa sobre un producto o servicio, debés documentarlo. Luego interponer la queja ante el ente regulador. La empresa que estaría cometiendo el abuso deberá probar la veracidad de lo ofrecido en su publicidad, al margen de tus pruebas.

Y luego te preguntarás ¿cuál es la empresa donde deberás interponer la queja?, pues aquí te dejamos el dato: La Dirección de Protección de los derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias (Diprodec, ubicada en el costado noreste de Metrocentro).

Una vez se hacés la denuncia de publicidad engañosa ante la autoridad, se le da tres días hábiles a la empresa emisora para que conteste y demuestre la veracidad “de las afirmaciones contenidas en el mensaje publicitario”. Si esto no ocurre, la Diprodec ordena la suspensión de la publicidad.

Y ¿Qué pasa si caíste en la publicidad engañosa y adquiriste ese producto o servicio publicitado? Luego que se compruebe que no es veraz la información proporcionada sobre el mismo, se puede solicitar mediante la misma institución la devolución de lo gastado.

La difusión de publicidad engañosa es considerada una falta grave para los distribuidores y fabricantes. Por tanto, para que hagás valer tus derechos y tu dinero, observá bien qué te ofrecen y qué comprás.