Aprende a sobrevivir al primer año de tu negocio

0
198

La vida es una ruleta, un día nuestros negocios crecen con éxito, pagas tus deudas, tu lista de clientes aumenta de manera impresionante, pero al otro pueda que hasta tengas la pérdida de un familiar o todos tus usuarios potenciales ya no necesiten de tus servicios. Puede que lo veas muy extremista, pero así es esta vida, más cuando hablamos de negocios, siempre hay algo que nos toma por sorpresa.

Ya seas experto con varios negocios o un emprendedor ambicioso, todos sabemos que los primeros 365 días pueden ser los más difíciles para ti y tu empresa. Estos días los puedes comparar como una montaña rusa, un día todo está bien y de un momento a otro ya no deseas seguir con tu empresa (ya sean por grandes deudas o porque no tengas éxito).

Aquí te vamos a compartir tres momentos por los que sin duda pasamos como emprendedores de un nuevo negocio:

El estrés, el principal factor que impacta negativamente

Iniciar un negocio implica: evaluar las oportunidades que tu empresa tendrá en el mercado, unirte con el equipo correcto y saber que pasará más adelante, es todo un reto para quienes están protagonizando el proyecto. Es muy probable que el miedo y la inseguridad financiera sean otros ingredientes que te lleven al estrés.

Sin embargo, debes de manejar el estrés y no verlo como un factor que arruinará tu éxito y el de tu negocio, lo más aconsejable es saberlo controlar y te preguntarás ¿Cómo? Es muy fácil, todo este estrés está provocado por los problemas que hay en tu compañía y sabemos qué haces lo mejor por hacer realidad tus sueños, pero siempre debes darte tiempo para compartir con tu familia o amigos, esto te ayudará porque ellos serán un apoyo emocional para que no te sientas solo o fracasado.

Dudar de ti te llevará al fracaso

Lo importante de iniciar un negocio es tomar el riesgo, esto significará que de vez en cuando te verás cayendo, donde posiblemente dudarás de tu potencial, pero debés de considerar que estas intentando algo completamente nuevo y que estas aprendiendo a saber actuar para ser exitoso, alcanzar tus metas y ser feliz, así que no creas que no puedes.

Para esto, tienes que pensar en las personas que confiaron en ti y en tu proyecto, ejemplo de ello son tus primeros clientes, que contrataron tus servicios y confiaron en tu trabajo. Superar estas dudas que tienes sobre ti, te ayudará a sobrepasar todos tus momentos difíciles.

Llegará un momento en que querrás dejar tu empresa

Cuando inicias tu empresa, buscas las opiniones de otras personas que han logrado el éxito en sus compañías, y todos ellos llegarán al mismo consenso de que “todos pasan por buenos y malos momentos”.

El mayor reto de los emprendedores es reconocer cuando estás llegando a la cima del éxito y cuando estas al fondo del abismo. Y llegarás a un momento en que te estresarás por la mala situación que está pasando tu compañía y es muy normal que quieras tirar todo tu esfuerzo y  trabajo.

Comentamos con un emprendedor, que nos compartía que él recibió propuestas de trabajo con un salario mayor al que le generaba su negocio, hubo un momento en que decidió adquirir la plaza, pues su emprendimiento estaba bastante mal. De un día a otro, su negocio creció de manera sorprendente, de esta forma pudo pagar sus deudas y hasta cumplir planes personales.

Entonces, comprendió que para ser un empresario exitoso se necesita paciencia y resistencia, además de aprender a seguir tu intuición cuando el camino es incierto. Siempre debes hacer lo que los demás no están dispuestos a hacer.

La verdad es que nunca sabes qué es lo que va a pasar y te sorprenderá que puedes vivir con menos dinero del que pensabas, así que ¿por qué no tomar el riesgo y vivir lo que realmente deseas?