APROVECHAR LAS TECNOLOGÍAS, UN RETO DE LAS MIPYMES

0
954

Las microempresas necesitan auxiliarse de la tecnología para subsistir y lograr competitividad.

Elizabeth Ruiz

Las pequeñas y medianas empresas representan más del 90 por ciento de las empresas existentes en el país, constituyendo de esta manera un eslabón importante en la economía nicaragüense. Los últimos registros del Banco Central de Nicaragua (BCN), de acuerdo con Leonardo Torres, primer vicepresidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CONIMIPYME) indican que hay entre 120 y 150 mil MIPYMES que operan actualmente en el país.

Estas representan un 70 por ciento del empleo formal registrado por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), según datos del directivo de CONIMIPYME. Asimismo, representan casi el 40 por ciento del Producto Interno Bruto y casi un 37 por ciento de las exportaciones del país, teniendo de esta manera un impacto directo en la reducción de la pobreza.

Más del 60 por ciento de esas 150 mil empresas son microempresas y el restante 40 por ciento pequeñas y medianas empresas. El 55 por ciento de las microempresas mueren a los cinco años de haber iniciado sus operaciones; el 17 por ciento pasan a ser pequeñas empresas y el restante queda subsistiendo como microempresas. “Es decir que tenemos una tasa de desarrollo de las microempresas muy pequeña”, dice Torres.

De ahí la relevancia que tiene el desarrollo tecnológico de las MIPYMES para su sobrevivencia en la actualidad y que en el país es muy incipiente. La mayor utilización de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICS) radica en las pequeñas y medianas empresas, “es decir, en el 40 por ciento del tendido empresarial que tiene Nicaragua”, señala Torres. Entre las microempresas su utilización es casi nula.

FALTA CULTURA TECNOLÓGICA

Según el Informe Mundial Sobre Tecnología de la Información publicada por el Foro Económico Mundial en el año 2013, Nicaragua ocupa el puesto 125 de 144 países en los que se mide la capacidad que tienen estas economías para aprovechar las TICS para lograr crecimiento y bienestar.

Torres explica que muchas de estas empresas ni siquiera tienen página web y carecen de conocimiento para utilizar las redes sociales para vender. “Las redes sociales son baratas e importantísimas y para las MIPYMES juega un papel fundamental porque el costo es sumamente bajo. Las MIPYMES no utilizan ese gran potencial que tienen las tecnologías de la información actualmente”, dice.

Señala que la falta de utilización de estas herramientas para potenciar a las empresas se debe a que no existe la cultura de usar adecuadamente las redes sociales. Sin embargo, hay pequeñas empresas que difunden sus promociones y productos a través de Facebook y Twitter, que son las dos redes sociales más utilizadas en el país; además de utilizar el correo electrónico y la página web.

Es importante que se haga un cambio cultural donde se le preste la relevancia que tienen las TICS para el desarrollo de una MIPYME. Este cambio de cultura está muy relacionado con el cambio generacional en la gerencia; es decir que, a medida que la juventud asuma cargos importantes dentro de una empresa asimismo se verá reflejada la implementación de las TICS en las MIPYME.

“Lo que debemos hacer es capacitar a la gerencia de las PYMES y especialmente los que atienden el área de promoción y marketing para que utilicen adecuadamente las tecnologías de la información. Es importante que a la brevedad los negocios comiencen a invertir pequeñas cantidades comprando dispositivos de información que les permitan garantizar la utilización correcta de estos recursos que son sumamente efectivos y sumamente baratos en términos de costos”, explica Torres.

El reto no es únicamente lograr que las MIPYMES utilicen las herramientas actuales de la tecnología, sino también que las utilicen de una manera efectiva y  creativa para que atraigan a los usuarios y clientes.

La utilización de las TICS por parte de las empresas no sólo es importante para su sobrevivencia, sino también para que sean más competitivas entre ellas y en mercados externos.

 

Uso de herramientas tecnológicas

Según datos proporcionados por CONIMIPYME:

Casi un 90 por ciento del sector turístico utilizan las TICS para potenciar sus empresas, siendo el sector que más explota estas herramientas.

Madera-mueble y cuero-calzado tienen un porcentaje de utilización de un 30 por ciento.

En el sector agropecuario y avícola los resultados son más deficientes, con un porcentaje menor a un 15 por ciento de utilización de estas herramientas.