¿Buscas un mentor? Aprende a elegirlo

0
735

Si estás empezando o escalando un negocio lo mejor que puedes hacer es hacerte de un mentor, pero ten cuidado, seleccionar al mentor equivocado puede hacerte perder mucho tiempo y dinero.

Hay dos tipos de emprendedores: los que le dedican día y noche a pensar y perfeccionar su idea de negocio e imprimen el 100% de su energía creativa en un negocio, y los que tarde o temprano van a fracasar.

Hay quienes dicen que el fracaso es un mal necesario porque fracasar es lo único que te va a dar el aprendizaje y la experiencia para cometer cada vez menos errores, y esto puede ser cierto desde un punto de vista, pero aquí se te expresa que fracasar no es la única forma de aprender a emprender.

De hecho, la mejor forma de no cometer errores es elegir un mentor que te ayude a atravesar los obstáculos que tu solo tardarías meses, años o décadas en atravesar.

La realidad es que la historia está llena de empresarios exitosos. Afortunadamente muchos de ellos todavía trabajan y algunos de ellos pueden darte esa pieza de conocimiento que te hace falta para llevar tu negocio a otro nivel.

Emprender sin un mentor puede ser como aprender a nadar sin alguien que sepa nadar, muchos no lo conseguirán y abandonarán el proyecto, muchos inclusive estarán al borde de la muerte, y solamente algunos aprenderán por sí mismos escuchando su intuición.

La mejor opción es encontrar un mentor que te guie por lo que están pasando en este momento y seguir sus pasos de la mejor forma posible.

Aquí te decimos las características de un mentor para que sepas como elegirlo.

Define el tipo de éxito que quieres tener en negocios.

En el mundo de los negocios solamente hay dos tipos de éxito:

El éxito del que sacrifica todo por dinero, inclusive el propósito.

El éxito del que sacrifica todo por el propósito, inclusive el dinero.

La realidad es esta: no se puede tener éxito absoluto en ambas cosas, no dejes que nadie nunca te diga lo contrario. Lo que sí es posible es encontrar el punto medio más adecuado.

Hazte la pregunta: llegado el primer momento de conflicto, ¿Qué es lo que estoy dispuesto a sacrificar? ¿Dinero o propósito?

Define tu misión en ese sentido y busca a un mentor que vea la vida como tú. De lo contrario lo que va a pasar es que la dirección que recibas no va a ser apropiada para tus valores y la relación va a fracasar.

No trabajes con un mentor de tiempo completo.

No son decenas ni centenas, sino miles de “mentores”, que lo único que hacen es repetir lo que han escuchado y enseñarlo a nivel teórico. Por difícil que parezca, un mentor debe ser exitoso en lo que enseña, no hay opción.

Si quieres un mentor que te enseñe a invertir en la bolsa, busca a alguien que no solo sepa cómo invertir, sino que se haya hecho rico invirtiendo en la bolsa.

En el mundo de los mentores de negocios hay dos tipos de expertos: los expertos en hacer dinero y los expertos en enseñar la teoría. Por favor no te confundas y toma la mejor decisión.

Encuentra a alguien que tenga tu personalidad y  pueda trabajar a tu manera.

Él éxito de uno no necesariamente es el éxito de todos, y la mejor forma de hacer las cosas es diferente para cada quién. Es por eso que tienes que encontrar a alguien que haya sido exitoso teniendo la misma personalidad y los mismos valores que tú.

Encuentra un mentor que sea exitoso en tu mercado y en tu contexto.

No caigas en el error de trabajar con el mentor más famoso de Internet. Tener millones de seguidores en Instagram y tener prestigio a nivel internacional no significa que esa persona pueda trabajar verdaderamente con tu caso.

Encuentra un mentor que verdaderamente quiera que tengas éxito.

Allá afuera encontrarás mentores con visiones diferentes. Los mentores que visualizan tu éxito como parte elemental de su propio éxito.

Por supuesto debes encontrar a un mentor que tenga esta última visión. El signo para identificarla es la pasión.

Encuentra a alguien que se apasione profundamente por el éxito y por enseñar el éxito. Es un perfil muy particular y en muchos sentidos atípico, pero existen, están allá afuera buscando estudiantes con voluntad y determinación.