Campesinos de Nicaragua se citan para protestar contra canal interoceánico

0
1725

Miles de campesinos se citaron hoy en Managua para protestar contra el proyecto del canal interoceánico de la firma china HKNG Group Nicaragua, en la víspera de la visita del secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Los integrantes de la denominada “Caravana campesina”, advirtieron que a pesar de la “represión policial” sufrida este martes, llegarán a Managua para protestar contra el canal.

La líder del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, que encabeza la manifestación, la campesina Francisca Ramírez, denunció este martes que la Policía Nacional bloqueó el paso en la zona sur de Nicaragua y dos opositores al canal fueron heridos con balas de goma lanzadas por los agentes.

Cientos de agentes antidisturbios se habían establecido desde el lunes en la zona, y los transportistas recibieron amenazas del Gobierno, que abrió zanjas en los caminos, con el objetivo de impedir la manifestación, según los organizadores de la “Caravana campesina”.

Los opositores al canal afirman que una situación similar ocurrió en octubre del año pasado, cuando realizaron una protesta similar con el objetivo de unir en Managua a todos los opositores del canal.

El plan de los campesinos es manifestarse este 30 de noviembre, un día antes de la visita al país de Almagro, quien se reunirá con el presidente Daniel Ortega y otros sectores para tratar el tema de las pasadas elecciones, fuertemente criticadas por su supuesta falta de transparencia.

En octubre de 2015 la Policía Nacional bloqueó el punto donde los campesinos habían acordado reunirse en Managua, aunque lograron su objetivo de mover a miles de opositores.

Los campesinos del sur de Nicaragua se oponen al proyecto del canal porque, alegan, no fueron consultados y la ley que lo rige los obliga a abandonar sus tierras sin derecho a apelar.

El proyecto del canal por Nicaragua, con una inversión de 50.000 millones de dólares, consiste en una vía húmeda de 276 kilómetros de longitud y de 230 a 280 metros de ancho, e incluye dos puertos, un aeropuerto, dos lagos artificiales, dos esclusas, un área de libre comercio y complejos turísticos, según la firma concesionaria por los próximos 50 años con una prórroga de igual cantidad.

El canal, cuya construcción creará, si se lleva a cabo, unos 50.000 empleos, entraría en operación, según los cálculos de la compañía, cinco años después del inicio de las obras más importantes, es decir, la excavación del canal y la edificación la esclusa oeste, prevista para comenzar a finales de 2016.

El Gobierno de Nicaragua espera que el producto interno bruto (PIB) del país se duplique durante las obras, aunque no las incluye entre sus previsiones económicas. ACAN-EFE