Carlos Alvarado y su gabinete asume presidencia de Costa Rica

0
101
Foto: La Prensa Hnd

La Plaza Democracia en Costa Rica fue el epicentro donde se congregaron las autoridades costarricenses, mandatarios y delegados de diferentes países como parte del traspaso de mandato entre el presidente saliente Luis Guillermo Solís y el presidente electo Carlos Alvarado en un acto que para muchos medios internacionales es parte de la “estabilización democrática” que vive el país desde hace décadas.

Alvarado será el presidente de los costarricenses en un periodo de cuatro años, los cuales corresponden desde el 2018 hasta el 2022.

“Hoy recibo esta banda con plena conciencia de que es el mayor honor que se pueda recibir”, mencionó Alvarado en lo que fue su primer discurso como presidente del país centroamericano.

Alvarado Quezada se enfrenta a un nuevo reto para transformar y reformar leyes que ayuden a la eliminación de la brecha fiscal que existe en Costa Rica.

“Necesitamos que la Asamblea Legislativa apruebe una reforma fiscal, lo requiere el país. Tenemos buenos indicadores económicos, pero es necesario que avancemos con esa reforma”, dijo el nuevo mandatario.

Con 38 años, Carlos Alvarado, se convierte en el presidente más joven de la región centroamericana tras una ardua jornada electoral que vivió Costa Rica a inicios del 2018.

“Hemos conformado un gobierno de unidad nacional con el ánimo de dar mayor gobernabilidad al país y para tener mayor cooperación (por parte del Parlamento) para sacar al país adelante. El norte será trabajar en lo que nos une”, añadió Alvarado.

Alvarado quien es de la misma línea de Luis Guillermo Solís, ganó con el 60,6 % de los votos en la segunda ronda de los comicios.

El nuevo mandatario de Costa Rica culminó su primer discurso presidencial anunciando que su gobierno no es de él, ni de un solo partido, sino “un gobierno que se une para resolver los problemas y sacar al país adelante”.

En la misma ceremonia también se oficializó a la nueva vicepresidenta de la república, Epsy Campel, quien se destaca por ser la primera vicemandataria afrodescendiente de América Latina y ministra de Asuntos Exteriores.