Celebración del 1 de mayo

0
743

El 1° de mayo se rememora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador en respeto a los llamados Mártires de Chicago, grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886. Ese mismo año, la Noble Order of the Knights of Labor, una organización de trabajadores, consiguió que el sector empresarial cediese ante la presión de las huelgas por todo el país.

El presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la Ingersoll instituyendo ocho horas de trabajo diario. Como los empleadores se negaron a cumplirla, los trabajadores de la ciudad industrial de Chicago prepararon una huelga el 1º de mayo, que comenzó con una manifestación de más de 80.000 trabajadores liderados por Albert Pearsons.

El reclamo de los trabajadores era claro:

Un pedido de disminución de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo “normal” era trabajar entre 12 y 16 horas. La protesta, se llevó a cabo inicialmente por 80.000 trabajadores, pronto desembocó en una poderosa huelga nacional que afectó a numerosas fábricas de los Estados Unidos. La fuerza manifestada por los obreros en su reclamo marcó un antes y después en la historia de todos los trabajadores, instaurándose aquella fecha como el “Día del Trabajador”.

Ese movimiento había sido calificado como “indignante e irrespetuoso”, “delirio de lunáticos poco patriotas”, y manifestando que era “lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo”.

A partir de eso, el conflicto se fue ampliando a otras ciudades norteamericanas, obteniendo que más de 400.000 obreros pararan en 5.000 huelgas simultáneas. La magnitud del conflicto originó preocupación al gobierno y al sector empresarial, que creyeron ver en las manifestaciones y huelgas el inicio de una revolución anarquista.

Más muertes de trabajadores

Pero, la fábrica Mc. Cormik de Chicago no reconoció el triunfo de los trabajadores y el 1º de mayo de aquel año la policía disparó contra los manifestantes que, a las puertas de la fábrica, reivindicaban el nuevo acuerdo. Durante los siguientes días murieron más trabajadores, hasta que el día 4 una bomba estalló contra las fuerzas policiales, suceso conocido como “el atentado de Haymarket”.

El 21 de junio de 1886 inició el juicio a 31 obreros acusados de haber sido los promotores del conflicto. Estas personas fueron condenadas, dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca.

Actualmente

Hoy día, muchos países rememoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Existen algunas naciones  que no lo festejan –en general, países de colonización británica como: Estados Unidos y Canadá, que celebran el Labor Day (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre; Nueva Zelanda, el cuarto lunes de octubre.

 

En Australia, cada estado federal decide la fecha en que lo van a celebrar: el primer lunes de octubre en el territorio de la capital australiana, Nueva Gales del Sur y Australia Meridional; el segundo lunes de marzo, en Victoria y Tasmania; el primer lunes de marzo, en Australia Occidental; y el 1º de mayo en Queensland y el Territorio del Norte.