Cierra más ventas con estos consejos

0
168

¿Cada vez que haces reuniones con tus futuros clientes no te salen las cosas como esperabas en la mayoría de los casos? ¿Te has preguntado cuál es el secreto para vender con éxito?

No importa cuánto te esfuerces en tus actividades de marketing, si no sabes cómo manejar una reunión de ventas.

Así como saberte bueno en lo que haces no te asegura que tengas una fila de personas solicitando tu servicio, tampoco el tener a alguien preguntando por tu servicio significa que se convertirá en tu cliente.

Es de vital importancia que aprendas a vender y sepas qué tanto conviertes, para identificar que debes mejorar.

El término “conversión de ventas”,  se refiere al porcentaje de sí-es que se obtienen en comparación con el número de conversaciones que realizas.

En una definición más romántica, es el porcentaje de personas que se dan una oportunidad de beneficiarse con lo que ofreces, porque cuando te dicen “si”, también se lo dicen a ellos mismos.

Entonces ¿qué hace que logres cerrar más ventas?

Estas son algunas de las pautas más importantes que deber seguir:

  1. Persona confiable

La manera en la que te perciben juega un papel muy importante.

Las personas quieren contratar a alguien que los guíe, a quien consideren experto en su tema y quien les inspire confianza.

Ser visto como una persona confiable, definitivamente abrirá la brecha para que consigas cerrar más ventas.

  1. Concéntrate en lo que necesita tu cliente

La próxima vez, en lugar de centrarte sólo en tu beneficio, concéntrate en cómo podrías ayudar  a cumplir los objetivos de tus clientes.

Piensa que una conversación de venta, se trata de ganar un cliente, no una venta.

  1. Da precio en el momento correcto

Tocar el tema de precio demasiado pronto, sin antes haber analizado en los problemas que enfrenta tu prospecto, sin hacerle ver qué pasaría si continúa como está y tampoco haciéndole ver la alternativa que tu servicio representa, impide que sea consciente del impacto positivo que supondría invertir en tu solución.

Dar tu precio en el momento correcto, advierte que en su cabeza esté haciendo una constante comparación entre cada aspecto de tu servicio y el precio que le diste y  así tomar una decisión basándose en lo que él considera que vale, sin vincularlo a lo profundamente transformadora que podría ser tu oferta.