¿Cómo hago para que mi empresa no cierre ante una crisis?

0
477

Al iniciar un negocio debes tener en cuenta que es inevitable que existan momentos de crisis, ya sean por problemas internos o por situaciones externas a nivel de país. Podríamos decir que hasta la economía más estable puede llegar a enfrentar tiempos difíciles.

Lo importante es que los verdaderos emprendedores no dejen que los detenga el miedo a las situaciones económicas cambiantes y que puedan resistir mejor los embates financieros durante una recesión.

Para combatir con situaciones difíciles, los planes de gestión de crisis son un factor fundamental del programa de continuidad de negocio, pues se debe buscar la integridad física de las personas y la reputación del negocio desde diferentes puntos: el funcionamiento del negocio en la parte operativa y la gestión de crisis en la respuesta a emergencias, toma de decisiones y sobre todo la comunicación hacia tu público de interés.

Te compartimos consejos básicos para actuar ante la adversidad del negocio.

Disminuye los gastos

Intenta hacer un recorte de gastos a nivel interno de la empresa. Pueden hacerlo desde aspectos básicos, por ejemplo: puede ser la reducción de la  cuenta de luz o papelería en la oficina. Un manejo eficiente de tus instalaciones puede ayudarte mucho.

Involucra a tu equipo en el proceso

En tiempos de crisis muchas empresas buscan como hacer recortes en el personal, sin embargo no puedes deshacerte de colaboradores potenciales. Si una persona debe cargar con el peso de una economía en dificultades en solitario, es más probable que desespere y renuncie.

Así que pídele a tu equipo que te ayude en seguir trabajando con calidad y en el tiempo  establecido. Involucrar a tus empleados es fundamental, pues ellos necesitan estar motivados para entender que es tiempo de hacer algunos sacrificios.

Negocia con socios o proveedores

Es esencial que no te endeudes más de la cuenta. Encuentra la forma de establecer acuerdos con tus proveedores para que los pagos que tengas pendientes no generen intereses, es más, conseguir que tu deuda no crezca cada vez más. En este período compra lo necesario, no te endeudes.

Crea promociones para no perder clientes

Lo que necesitas en tiempos de crisis, es aumentar las ventas o la misma producción. Para ello, inicia creando distintos mecanismos y estrategias que te ayuden a conseguir más clientes, aunque creas que sean imposible, lo importante es no dejarse vencer.

Asimismo, comparte estas promociones en tus redes para que atraigan a los consumidores, piensa bien en sus necesidades y cúbrelas de alguna manera.

Es recomendable, que aumentes un poco lo que gastas en publicidad durante los tiempos difíciles, esto porque necesitas mantener competitivo y visible para seguir a flote a largo plazo.

Crea alianzas

Busca la posibilidad de aliarte con otra empresa del mismo giro o bien alguno similar. De esta manera, podrán compartir gastos y en determinado momento, ambas aumentar sus ganancias y poco a poco salir de la crisis en la que te encuentras.

La búsqueda de un socio puede ser otra opción que te ayudará a salir de algunos problemas económicos dentro de tu empresa.

Dedícales atención a los clientes que aún adquieren tus servicios

Ante una crisis, es posible que muchos de tus clientes tengan que cancelar tus servicios, pero hay otros que confían en tu trabajo. Así sean 2 o 3 clientes, lo importante es seguir trabajando con calidad y brindándoles una atención personalizada. ¿O quieres perder a tus usuarios?