Conectividad móvil en Nicaragua

0
558

Nicaragua dota anualmente US$130 millones en Telecomunicaciones e Internet, incluyendo un despliegue de infraestructura de más de 13 mil km de fibra óptica para interconectar a los usuarios móviles.

Como parte de las estrategias de las telcos en esta nación se encuentra el despliegue de fibra óptica y tecnología digital, en diferentes zonas del país para mejorar los servicios que ofrecen.

“Hace dos años incursionamos la tecnología LTE (4G), con la finalidad de ofrecer Internet de alta velocidad y calidad a nuestros clientes, para que estos puedan gozar de las bondades del Internet inalámbrico, permitiendo la flexibilidad desde el móvil”, detalló Hjalmar Ayestas presidente de la Cámara Nicaragüense de Telecomunicaciones (CANITEL).

Paralelamente el líder de CANITEL indicó que registran un ritmo promedio de inversión anual de US$130 millones en este rubro e Internet, y además ejecutaron un despliegue de infraestructura de más de 13,000 km de fibra óptica y enlaces de microondas, con la misión de cubrir tanto zonas urbanas como las alejadas.

Asimismo indicó que entre los miembros de CANITEL ofrecen los servicios de telefonía celular (3G, 4G) TV abierta y TV por suscripción satelital y alámbrica.

“Podemos considerar que este reto de llevar la comunicación telefónica celular en Nicaragua están en gran medida alcanzado”, dijo el jerarca.

Ahora, el nuevo desafío existente es el de llevar el servicio de Internet de manera alámbrica e inalámbrica lo cual se requiere de mayor inversión en fibra óptica y tecnología de última generación 3G, LTE y con ello lograr una disminución de la brecha digital que existe también.

Dentro de los desafíos son mejorar las facilidades de inversión en la infraestructura, reducción de trámites y permisos requeridos para disminuir tiempos de despliegue de la misma y suprimir costos.

“Adicionalmente es importante revisar el tema de los impuestos a los terminales móviles homologándolo a los otros países de la región”, reflexionó Ayestas.

Por último incentiva la campaña de Educación Digital para promover el buen uso de la tecnología tanto desde el sector público como el privado, y con ello avanzar en que las personas aprovechen el recurso tecnológico en pro de la educación.