Conocé el mercado de valores de Nicaragua

0
111

¿Sabías que la ley de Mercado de Capitales (Ley No. 587) aprobada en 2006, constituye el marco legal que rige el mercado de valores en el país?

En este artículo te comentamos que esta ley establece, que la Bolsa de Valores de Nicaragua (BDVN), es una entidad autorizada por la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF), que tiene la facultad de autorizar la constitución, el funcionamiento de los puestos y agentes de bolsas que en ella operan, y procedimientos que faciliten las transacciones relacionadas con la oferta y demanda de los valores debidamente registrados.

En este caso, la Central de Valores (CENIVAL) es la entidad responsable de administrar el registro de estas emisiones.

Para Jennifer Parrales, gerente de invercasa puesto de bolsa, la Bolsa de Valores de Nicaragua brinda la plataforma para transar y en donde los puestos de bolsas (BAC Valores, Invercasa, Invernic, Lafise Valores y Provalores), participan representando a los inversionistas, ya sean compradores o vendedores.

“Nosotros como puesto de bolsa tenemos opciones de inversión tanto en Nicaragua, como en otros países que le permiten con pequeñas cantidades poder diversificar sus inversiones, de manera que pueda obtener un rendimiento atractivo sin tener elevado indicadores de riesgo” comenta.

Cabe destacar que, en el Mercado de Valores de Nicaragua, además de las operaciones realizadas en bolsa, se realizan determinadas operaciones extrabursátiles, como son las colocaciones en el mercado primario del Banco Central de Nicaragua (BCN) y del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), realizadas mediante subastas a entidades distintas de los Puestos de Bolsa.

El mercado de valores, tanto en sus instancias de negociación bursátil como extrabursátil, está conformado por mercados específicos, clasificados, según su modalidad de negociación, de la siguiente manera: primario, secundario, de reportos opcional.

Parrales nos explica cada mercado

Mercado Primario: es donde las empresas colocan sus emisiones por primera vez. Parrales indica que por ejemplo, cuando una Empresa necesita Capital emite generalmente valores, ya sean estos acciones, bonos (instrumentos de deuda soberana o corporativa, con diferentes características como la fecha de vencimiento, la moneda en que se emiten, la tasa de interés que ofrecen, etc.) u obligaciones de cualquier tipo, que normalmente se ofrecen a los interesados en las bolsas de valores.

Es en este mercado, donde todos los inversionistas que deseen invertir con estos instrumentos hacen sus compras.

Asimismo, está el mercado Secundario, donde los inversionistas que inicialmente compraron estos instrumentos, deciden vendérselo a otros inversionistas.

Estas transacciones se le conocen como ventas en mercados secundarios y normalmente son inversionistas que ya adquirieron ya sea a través de una indemnización o por medio de una compra en el mercado primario.

El mercado secundario está conformado por las negociaciones que se realizan con títulos que se han emitido y colocado previamente, constituyéndose así en una prolongación del Mercado Primario. Tales negociaciones se efectúan por lo regular en las bolsas de valores, por lo que no existe ninguna diferenciación física entre el mercado primario y el secundario.

En ellos, el productor ya no es el oferente de los Bienes o activos. Recibe también el nombre de Mercado de reventa.

Por último, Parrales nos hace referencia al mercado de reportos opcionales, en donde los inversionistas pueden obtener liquidez, a corto y mediano plazo a través de sus inversiones iniciales.

“Por ejemplo si yo compré un bono de cualquier empresa, pero no quiero venderlo, porque me parece una inversión muy buena y quiero obtener una liquidez, perfectamente puedo dejar mi bono en garantía y obtener un financiamiento a través de esto. En este mercado las operaciones son a corto plazo de 7 días, 15, dependiendo de lo que el inversionista necesita” señala.

De igual manera, la contraparte de estas operaciones son empresas o personas naturales que tienen liquidez y no necesariamente quieren colocarla a un año, o 15 años de plazo sino que quieren ponerlo a trabajar a corto plazo, entonces deciden optar en inversiones garantizadas con instrumentos a estos plazos que le mencionaba.

Métodos de inversión de la Bolsa de Valores de Nicaragua

Los instrumentos financieros que te compartiremos, pueden adquirirse en la Bolsa de Valores de Nicaragua o puestos de bolsas autorizados como Invercasa, Parrales nos indica la función de cada uno.

Los títulos de valores se clasifican en dos tipos:

Están los títulos de renta variable, que funcionan similar a un préstamo bancario con la diferencia de que en vez de ser un prestamista, será un inversor y, a cambio de prestar su capital recibe un interés, ya sea mensual, trimestral o semestral ofrecida por el emisor.

Entre los instrumentos de renta fija, destacan: los bonos, letras o papeles comerciales. Estos pueden ser adquiridos por medio de un mercado primario donde el inversionista compra directamente al emisor. O en un mercado secundario, donde el inversionista compra el título a alguien que decide vender y recuperar su capital.

¿Dónde pueden ser vendidos? En el mercado de valores, y, en caso de requerirlo, rescata su inversión de manera rápida, lo que es una excelente ventaja.

Por otra parte tenemos, los instrumentos de renta variable, un ejemplo serían las acciones de una compañía anónima a las participaciones en un fondo de inversión. Los dueños de estos títulos son copropietarios del mismo, de manera que el instrumento representa un porcentaje del patrimonio de la empresa o fondo.

El inversionista que desea recuperar su inversión debe hacerlo a través de venta en mercado secundario, es decir ofreciéndolo a otro inversionista.