CONSTRUIR CON COMPROMISO

0
912

El factor humano es clave en la industria de la construcción

La construcción es un sector importante para el desarrollo económico del país y en los últimos años ha avanzado positivamente. Dentro de este sector, como en muchos otros, el capital humano adquiere gran relevancia.

De acuerdo con la compañía Dale Carnegie Nicaragua debe desarrollar un compromiso laboral en la industria en donde exista un lugar para que los colaboradores se sientan personal y emocionalmente vinculados a la empresa, obtengan más de su trabajo que un sueldo o salario y se sientan conectados con los reconocimientos intrínsecos que obtiene la empresa y que además se sientan fuertemente apegados a los valores, la ética y las acciones que tipifican a la empresa.

La importancia de lo anterior radica en que entre mayores sean los niveles de compromiso de los colaboradores con el trabajo se obtendrán bajos niveles de rotación debido a la conexión que se desarrolla entre el colaborador y la organización; habrá una mejora significativa en la experiencia de servicio, un alto nivel de interés personal en el éxito de la empresa y alta correlación entre la innovación y los lugares de trabajo que cuentan con un alto nivel de compromiso.

Datos proporcionados por Dale Carnegie señalan que las empresas con empleados comprometidos superan  a aquellas sin compromisos hasta en un 202 por ciento. Los empleados de Dale Carnegie están más comprometidos que el empleado promedio. Un 47 por ciento de los empleados de Dale Carnegie están comprometidos frente a un 29 por ciento del empleado promedio.

Es importante que las empresas desarrollen un plan para fomentar el compromiso entre sus colaboradores, para ello se debe crear una cultura que fomente el compromiso, medir el compromiso, desarrollar un plan de acción, mantener a las personas responsables dentro de la organización (entrenamiento, sistema de recompensa, beneficios, etc) y recompensar el progreso.

Los colaboradores no comprometidos cuestan tiempo y dinero, en cambio, los comprometidos impulsan a la empresa. El 29 por ciento de los colaboradores totalmente comprometidos hacen más en menos tiempo que sus colegas. Los resultados se reflejan hacia adentro de la empresa y más allá: mayor productividad, clientes más satisfechos, negocios repetitivos y con mayores utilidades tanto para la empresa como para los accionistas, señala el estudio, creando una cultura de compromiso: la importancia del liderazgo de Dale Carnegie Training.

COMPROMISO RECÍPROCO

Según los especialistas debe haber un compromiso recíproco, no solo del colaborador hacia la empresa sino también de la empresa hacia el colaborador, y por las características particulares de la industria de la construcción una manera de que la empresa esté comprometida con el empleado es garantizarle seguridad.

Como punto clave se considera que la mayor característica para que una empresa se mantenga competitiva es la aplicación de las normas de seguridad e higiene.

“La Seguridad Ocupacional es la correcta aplicación de la seguridad industrial para evitar accidentes entre los empleados, puesto que este tipo de traumatismos afectará a la empresa en muchos aspectos, como perder al trabajador y con él su experiencia, daños en equipos vitales para la producción debido a mal manejo o falta de mantenimiento y la pérdida de tiempo para la continuidad en sus procesos y pérdida de la imagen”, explica.

La seguridad industrial es la encargada del estudio de normas y métodos tendientes a garantizar una producción que contemple el mínimo de riesgos tanto del factor humano como en los elementos.

Una empresa debe garantizar todo dispositivo físico que proteja a la persona frente a los riesgos que pueden presentarse en las actividades laborales para prevenir la ocurrencia de accidentes y daños personales entre los colaboradores de la organización.

El Equipo de Protección Personal (EPP) es obligatorio y de responsabilidad de cada trabajador, para lo cual la empresa está obligada a proporcionar gratuitamente el EPP apropiado a cada uno de los colaboradores correspondientes a las actividades laborales que se realizan en sus instalaciones.

Para que una empresa tenga un óptimo cumplimiento de los requisitos de seguridad e higiene ocupacional debe presentar los siguientes parámetros: adición a régimen de Seguridad Social bajo contrato: empleador – trabajador, infraestructura del lugar de trabajo, inspecciones periódicas a Equipos y Maquinarias, entrega adecuada y gratuita de EPP, distribución de la información: RTO (reglamento técnico organizativo), políticas de la organización, estadísticas de siniestralidad, exámenes pre-empleo, periódicos y post-empleo, conformación de brigada de emergencia, botiquín de primeros auxilios, capacitaciones a los trabajadores, evaluaciones higiénicas industriales, trámite de licencia de seguridad del trabajo, sistema de gestión de la seguridad y salud ocupacional, cumplimiento a NO Conformidades: plan de acción, entre otros.