Costa Rica y Nicaragua: Negocios por encima de la política

0
641

Más allá de las diferencias políticas que algunos insisten en resaltar, los empresarios de ambos países han desarrollado una creciente relación de negocios que ha llevado a la balanza comercial a crecer más de 40% en los últimos seis años.

Según noticias del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) en los últimos años la relación entre Nicaragua y Costa Rica han estado enfocadas principalmente alrededor de las discordias entre ambos países, los conflictos territoriales, los fallos de la Corte Internacional de Justicia, la crisis fronteriza migratoria, las diferencias entre los presidentes. Se ha gastado tinta y cinta en cantidades para destacar lo negativo, lo que nos diferencia.

Sin embargo, existe una agenda más allá de las diferencias políticas y mediáticas.

Aunque no se escribe tanto sobre ella, existe. Es real y nos ha acercado mucho más de lo que se percibe. Es la relación que hemos desarrollado las empresas y los ciudadanos de ambos países, una realidad que nos une por encima de lo que nos separa.

“Con base en esa realidad es que por primera vez en nuestra historia gremial un grupo de presidentes de Cámaras, directivos y funcionarios de Cosep viajamos a San José para resaltar esa relación y fortalecerla” dicta la noticia.

Se resalta que tuvieron encuentros con Uccaep, la cúpula empresarial, con miembros del Gabinete de Gobierno encabezados por la vicepresidenta de la República y con el presidente de la Asamblea Legislativa.

Conocen lo que ha distanciado a ambos países. Es por ello que en cada uno de esos encuentros destacaron los que les ha unido en estos seis años de relación. ¿Cuál ha sido la otra realidad?

En adición a los conflictos y crisis que se han vivido durante ese período, la balanza comercial entre los países es cercana ya a los 700 millones de dólares; sin incluir los ingresos por vía aérea son más de 1, 450,000 personas que transitan a través de Peñas Blancas anualmente, incluyendo más de 350 mil turistas; y son más de 182 mil contenedores con carga binacional y centroamericana que cruzan por esa frontera.

La inversión costarricense en el país entre los años 2006 y 2010 alcanzó a promediar los 6.2 millones de dólares por año. Entre los años 2011 y 2015 el promedio anual fue de 56.7 millones de dólares. La inversión ha crecido más de nueve veces en los últimos años.

Hace seis años se tenían únicamente dos vuelos y cuatro empresas de transporte terrestre que cubrían únicamente San José y Managua. Hoy se tienen cinco vuelos incluyendo dos vuelos entre Liberia y Costa Esmeralda y seis empresas de transporte terrestre.

Cuando se comparan los promedios en estos seis años, la balanza comercial ha aumentado más del 40 por ciento, el flujo de personas en Peñas Blancas en un 19 por ciento, los turistas entre un 35 y un 40 por ciento, y la inversión costarricense en Nicaragua más del 900 por ciento en promedio en los últimos cinco años versus los cinco años anteriores.

Esos son los números que reflejan una relación que aumenta año con año y que demanda respuestas de nuestros sectores y de los gobiernos a esa realidad creciente.

En ese contexto y buscando respuestas es que Cosep y Uccaep firmaron un convenio de cooperación que pretende fortalecer e incrementar las relaciones comerciales entre ambos países.

Una primera tarea de este acuerdo debe ser una visita conjunta a Peñas Blancas para visitar los pasos fronterizos a ambos lados de la frontera.

“Aprovechamos también los encuentros con las autoridades para plantear, entre otros temas, la revisión de los registros de mercancías en el sistema de exportación e importación para que se faciliten los procesos, así como la revisión del sistema de control que realiza la Policía en los contenedores para que sin perder seguridad permita agilizar el paso de estos” resalta la noticia.

Las filas de contenedores especialmente del lado costarricense siguen siendo muy largas y ocasionan costos muy altos al comercio.

En este sentido es vital la pronta aprobación en la Asamblea Legislativa de Costa Rica del préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo para la modernización de sus pasos fronterizos. Se gana muy poco que Nicaragua modernice sus pasos terrestres y no lo haga paralelamente Costa Rica.

En esa reunión se expusieron  también los problemas de seguridad que está empezando a tener la carga nicaragüense que se exporta por Puerto Limón al entrar a territorio costarricense.

Según Cosep también se realizó la solicitud a la vicepresidenta y ministros de considerar la apertura de un puesto migratorio turístico entre El Naranjo y La Cruz para desarrollar el turismo de playa de ambos países y promover así una región multidestino.

En los próximos meses se dará continuidad a este esfuerzo para seguir impulsando esta realidad que representa esta agenda real que va más allá de las diferencias políticas y mediáticas.