Crecimiento de 61.2% en sistemas y servicios de pago

0
31

Esta semana, el Banco Central de Nicaragua (BCN) publicó el Informe de Sistemas y Servicios de Pagos al primer trimestre de 2018, donde detallan que durante el período de referencia, las transacciones efectuadas por medio de los sistemas y servicios de pagos electrónicos incrementaron a 503,016.2 miles de millones de córdobas, lo que significa que el crecimiento fue de 61.2%en términos porcentuales.

Este crecimiento fue explicado por el dinamismo en las operaciones transadas a través de la Cámara de Compensación Automatizada de Nicaragua (ACH) las cuales aumentaron 131.0%; y las operaciones por medio de los sistemas del BCN, las cuales también crecieron 55.2%.

Asimismo el informe destaca que en cuanto al tipo de moneda utilizado en estos sistemas y servicios de pagos, la que predominó fue la nacional, concentrando 69.6% del valor, eso quiere decir que su función de medio de pago la moneda nacional influye en el país.

Por su parte los servicios de pagos ofrecidos por el BCN se canalizaron principalmente a través del Sistema Interbancario Nicaragüense de Pagos Electrónicos (SINPE), donde las transacciones ascendieron a 427,927.0 millones de córdobas.

En tanto a las transacciones internacionales por medio de mensajerías SWIFT (The Society for Worldwide Interbank Financial Telecomunications) incrementaron a 18,910.0 millones de córdobas durante el primer trimestre de 2018.

Para finalizar, en cuanto a la participación de los servicios que componen el SINPE, el informe del BCN detalla que las Transferencias Electrónicas de Fondos (TEF) representaron el 71.8% del monto total transado, consolidándose como un sistema de transacciones de alto valor. Las TEF tuvieron una tasa de crecimiento de 105.7%, lo que se explica por el inicio del esquema de operaciones monetarias diarias del BCN.

Por su parte, la Cámara de Compensación Electrónica de Cheques (CCE), que concentró el 14.8 por ciento del monto transado en el SINPE, fue el único sistema que reflejó una disminución interanual de 7.2 por ciento, consistente con una mayor preferencia de los agentes por los medios de pagos electrónicos.