Enséñales un tercer idioma a tus hijos

0
62

El futuro laboral que le espera a las siguientes generaciones cada vez será más competitivo, la preparación de los niños tiene que ser más completa. Dominar otro idioma, el manejo de conocimientos multidisciplinarios y aprender programación puede hacer la diferencia.

Programación es el tercer lenguaje que demandará la bolsa de empleo en las siguientes décadas. Las máquinas, los robots y la inteligencia artificial vendrán a automatizar el 52% de los empleos.

Estamos viviendo una cuarta revolución industrial, también llamada Industria 4.0, según especialistas. La era de los robots vendrá a cambiar la manufactura, lo que traerá la desaparición de empleos así como la creación de otros, inclinados especialmente en la tecnología.

Esta es una oportunidad para formar más y mejores profesionistas que podrán contar con las herramientas necesarias y tener un futuro más prometedor. Conoce las tres habilidades que deben tener los niños para ser más competitivos:

  1. Idioma inglés. A pesar de que el idioma español es la segunda lengua más hablada en el mundo sólo después del chino mandarín, el 53.5 por ciento de los sitios en internet están escritos en inglés, y sólo 4.9 por ciento de los dominios en el mundo son creados en español.
  2. Lenguaje de programación. Una de las habilidades más importantes para pasar de ser consumidor de tecnología a formar parte creativa de la cuarta revolución industrial.

Para aprender un lenguaje de programación, se recomienda que se empiece desde la educación básica a partir de cuarto o quinto grado de primaria para aprender la lógica de programación.

En dos años en promedio, un niño puede aprender las bases de programación para aprender a configurar en varios lenguajes y dominar varias tecnologías.

  1. Educación STEM. El desarrollo de las ciencias, las matemáticas, la tecnología y habilidades de ingeniería son las que abrirán las puertas a la competitividad de los niños en pocos años, ya que actualmente hacemos un uso poco eficiente de recursos como internet.