Economías de Centroamérica y República Dominicana crece

0
144

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) proyectan  que el crecimiento promedio de las economías de Centroamérica y República Dominicana (CARD) será de un 4,4% en 2018, lo que  significa un alza de 0,4 puntos porcentuales por encima del anotado en 2017. Así lo señala en su informe Centroamérica y República Dominicana: evolución económica en 2017 y perspectivas para 2018. Balance preliminar, publicado recientemente por la Sede Subregional del organismo en México.

El documento señala que, se espera una desaceleración del consumo y la inversión, ante nuevos incrementos de las tasas de interés y el nivel de precios, que será compensada por un mayor dinamismo de las exportaciones de bienes y servicios, y de las remesas.

Según la publicación, en 2017 la actividad económica de los países de CARD observó una desaceleración, con una tasa de crecimiento promedio del 4%, frente al 4,6% anotado en 2016. No obstante, esta tasa es superior a la registrada en América Latina y el Caribe en su conjunto (1,3%).

El informe elaborado por la CEPAL detalla  que el menor dinamismo de los países de CARD en su conjunto en 2017 se explica principalmente por la desaceleración de Costa Rica y la República Dominicana, debido a un menor crecimiento del consumo privado y del impacto de fenómenos climatológicos adversos, en el caso del primero, y la ralentización de la demanda interna, en particular de la inversión, en el segundo.

A lo largo de 2017 la demanda interna fue un motor robusto de crecimiento en los países de CARD, pero con una desaceleración con respecto a lo observado en 2016.

El consumo interno se expandió a una tasa anual del 3,8% (4% en 2016), mientras que la formación bruta de capital fijo tuvo incluso una aceleración (5,7%, frente a 5,2% en 2016). El alza en las tasas de interés y el repunte en la inflación tuvieron un impacto moderado en la demanda interna. Las exportaciones de bienes y servicios, por su parte, crecieron a una tasa real del 5% (2,9% en 2016), en un contexto de mayor actividad económica mundial y un repunte del comercio internacional.

En tanto, el déficit fiscal del gobierno central en los países de CARD alcanzó un 2,4% del PIB en 2017, levemente inferior al 2,5% observado en 2016. Las economías de El Salvador, Panamá y la República Dominicana redujeron el déficit fiscal del gobierno central, mientras que Costa Rica y Honduras mostraron los mayores coeficientes, con un 6% y un 3,2% del PIB, respectivamente. El informe agrega que la trayectoria y el nivel de deuda son motivo de preocupación en Costa Rica y El Salvador.

La cuenta corriente de los países de CARD en su conjunto cerró en un 1,9% del PIB en 2017 (2,3% en 2016), lo que representó una reducción por tercer año consecutivo. La variación positiva de los precios de la mayoría de los productos básicos de exportación compensó parcialmente el incremento del precio internacional de los combustibles.

La inflación interanual (diciembre-diciembre) promedio de estos países se situó en 3,6% en 2017, 1,6 puntos porcentuales por encima de la registrada en 2016. Esta tasa, que contrasta con los bajos niveles observados en años previos, estuvo impactada por la dinámica del tipo de cambio y el traspaso de las variaciones de los precios internacionales de las materias primas.