Edificación vertical necesaria en la región

0
614

En los últimos años las edificaciones verticales han tomado fuerza, para muchos expertos de la industria, este tipo de obra sería una herramienta que ayudaría a reducir el impacto del crecimiento en las áreas urbanas.

Según explicó el Arq. Victor Montero, experto de Council on Tall Buildings and Urban Habitat (Ctbuh) en Costa Rica,  la edificación en altura nace a nivel mundial como un instrumento que se debe de reconocer para la densificación de las ciudades, pues es actualmente la única solución de desarrollo sostenible.

Sin embargo, en países como Nicaragua y Costa Rica estas obras se han visto limitadas por la falta de regulaciones o desconocimiento en algunos de los sectores del país.

En el caso de Costa Rica, los planes reguladores se han convertido en la principal piedra en el zapato para los desarrolladores, ya que limita mucho la ejecución de edificios de gran altura en algunas zonas del país. Además, han sido unos de los causantes de la propagación de la mancha urbana en el Gran Área Metropolitana (GAM).

Ante esta situación, aseguró que los planes reguladores juegan un papel negativo porque alrededor del 62% de los cantones no cuentan con uno, lo que equivale a unas 30 municipalidades de 81 existentes. A esto se le suma, que en su mayoría se encuentran desactualizados.

Por su parte, en Nicaragua el edificio más alto de Managua es el Antiguo Banco de América con una altura de 17 pisos y que fue construido en 1970, este resistió al terremoto de 1972.

Uno de los factores que más ha influido en esta realidad es el temor de los nicaragüenses de realizar este tipo de obras. Esto por el miedo a los fenómenos sismológicos que han contribuido a detener un poco el crecimiento de Managua en comparación a otras ciudades de Centroamérica.

Asimismo, países como Guatemala, El Salvador y Honduras se han aventurado más en cuanto a la ejecución de este tipo de proyectos. Muestra de ello es que Honduras contará con el edificio más alto de toda la región centroamericana que es la Torre Igvanas.

Sin embargo, Panamá sigue como líder absoluto de toda América Central en cuanto a construcción vertical se refiere, gracias al edificio Trump Ocean Club International Hotel & Tower de 284 m de altura.