El Salvador invierte en sector agrícola

0
42

El Fondo Verde para el Clima aprobó una inversión de 127,7 millones de dólares de los cuales 91.8 mdd serán financiado por el Gobierno de El Salvador junto al Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES) con el objetivo de promover la resiliencia ante el cambio climático en el Corredor Seco.

La iniciativa se denominó RECLIMA y beneficiará a 225 mil personas, de las cuales 20 mil pertenecen a comunidades indígenas.

Además, se involucrará a 50 000 agricultores familiares en 114 municipios, casi el 15 por ciento de todos los campesinos familiares en el país.

“Se trata de un proyecto decisivo para adaptar el país a los efectos del cambio climático. La propuesta apunta a una nueva forma de practicar la agricultura en El Salvador”, aseguró Lina Pohl, Ministra salvadoreña de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

“Al centrarse en los pequeños campesinos, que a menudo son los que están en la primera línea de los impactos climáticos, este proyecto no solo ayudará a crear resiliencia, sino que también crea eficiencias que permitirán a comunidades enteras avanzar en un entorno de cambio climático”, señaló por su parte Maria Helena Semedo, Directora General Adjunta de la FAO para Clima y Recursos Naturales.

Transformar los sistemas alimentarios

RECLIMA promoverá un cambio profundo en los sistemas alimentarios del Corredor Seco de El Salvador para ayudar a erradicar el hambre, la pobreza y abordar los desafíos del cambio climático. Aquí se incluye la intención de reducir y/o capturar más de 4 millones de toneladas de carbono durante un período de cinco años.

El proyecto trabajará con los agricultores familiares para transformar sus prácticas productivas, mejorando su infraestructura básica y conocimientos técnicos con el objetivo de lograr sistemas alimentarios plenamente sostenibles y resilientes.

En particular, el proyecto busca aumentar la resiliencia en los sistemas productivos agrícolas que abarcan más de 56 000 hectáreas, promoviendo la adopción de medidas de adaptación, como el uso de semillas tolerantes a la sequía.