EL SECTOR AGROPECUARIO

0
987

La ganadería y productos agrícolas continúan en el top de las exportaciones, después del oro, que esta vez sorprendió en el primer lugar, según datos estadísticos del Centro de Tramites de las Exportaciones (CETREX).

Después del Oro y sin incluir las zonas francas, la ganadería, el café, el azúcar de caña y los productos lácteos se encuentran entre los primeros cinco productos de exportación, es decir, que en el sector agropecuario están las columnas que sostienen la economía del país. Asimismo, es en este sector donde se ponen las esperanzas de crecimiento, ya que los mercados internacionales están poniendo su mirada en productos agrícolas no tradicionales. En el año 2013, las exportaciones nicaragüenses cerraron en 2,566,632,865 millones de dólares. Se dejaron de percibir 27 millones 526 mil 263 dólares, respecto a las estadísticas del año 2012. Sin embargo, hay mucho optimismo en el sector económico debido a que muchos productos no tradicionales, como la chía, la pitahaya y el cacao, entre otros, están ganando terreno en los mercados internacionales. Se esperan que el 2014 supere en exportaciones al año 2012, cuando se llegó a mejores cifras que las del 2013. Por el momento, vamos por buen camino, el año 2014 arrancó con buen paso. En el mes de enero las exportaciones crecieron un 3.4 por ciento respecto a enero 2013 y en febrero 2014 subieron 8.6 por ciento en comparación con el mismo mes del año pasado, según datos del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex). Además, se esperan nuevas inversiones en los diferentes sectores.

CAFÉ, UNA MIRADA OPTIMISTA

El año pasado las exportaciones de Nicaragua sumaron 2,566.6 millones de dólares, un 13.95 % menos con respecto al año 2012, según datos registrados por el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) en su sitio web. Entre los principales rubros de exportación se registran oro, café, carne bovina, azúcar de caña y productor lácteos. Este es el primer año que el Café es desplazado del primer lugar en la lista de los principales rubros de exportación, afectado por los bajos precios internacionales y el brote de La Roya en los cafetales. José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), explica que la roya es una enfermedad que existe en el país desde finales de los años sesenta, pero hace dos años se propagó enormemente debido a que las plantas no estaban preparadas para resistir la enfermedad porque las plantaciones están mal atendidas y mal alimentadas.

Esta realidad fue el principal motor de la creación de la Ley para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura en Nicaragua, publicada en la gaceta en diciembre pasado y puesta en vigencia a partir de enero 2014. La misma ofrece a los cafetaleros nicaragüenses la oportunidad de aprender y mejorar sus formas de cultivo. El presidente de Excan comenta que los principales afectados han sido los pequeños productores, quienes no cuentan con tecnología en sus plantaciones, por lo tanto, serán los mayores beneficiados por el programa que contempla asistencia técnica, investigación en el área cafetalera, el establecimiento de un banco de semilla y educación, porque “es importante aprender a producir; el manejo, la fertilización y la protección. Actualmente hay productores que solamente siembran y cortan”, señala. La Ley también tendrá un fondo que se conformará con el aporte de los productores, quienes deben aportar determinada cantidad en dólares por cada quintal de café exportado (de uno a cinco dólares), la cual estará en dependencia del precio de referencia en el mercado internacional. Buitrago manifestó que el plan ayuda a fomentar el crédito y disminuye el riesgo que existe para el sistema financiero por la vía de utilización de este fondo. Además, los productores podrán mejorar sus técnicas de producción, reconvertirán sus plantaciones y las transformarán en una caficultura más eficiente al dejar la forma tradicional de cultivar, expresa.

“La tecnología tradicional nos tiene estancados, con un rendimiento promedio de 12 quintales por manzana, cuando podría producir hasta 30 quintales como promedio” y es precisamente eso lo que se mejorará con la ley, por lo cual es sumamente positivo, valora. “Se habla de 43 mil productores de café, de los cuales el 92 por ciento, aproximadamente, son pequeños. Todos ellos saldrían de estar produciendo con tecnología tradicional”, dice. El presidente de Excan considera que si la Ley se aplica correctamente y hay aceptación y voluntad para llevar a cabo el plan, dentro de cuatro años la caficultura nicaragüense estará completamente recuperada, produciendo más de lo que se producía antes, pero los primeros resultados se empezarán a obtener en dos años, tomando en cuenta que una planta de café tarda cuatro años en producir, pero habrán otras que serán podadas y podrán responder antes.

“El cambio climático es algo que ya tocó la puerta, entró a la casa, se sentó y está dictando las reglas del juego, el que no se tecnifique el cambio climático se va a encargar de sacarlo del juego, porque el requerimiento tecnológico es muy alto para hacerle frente a los embates de la naturaleza como sequía, plagas, enfermedades, inundaciones”, comenta Buitrago al indicar que el brote de la roya es parte del cambio climático. La buena noticia es que el sector café va por el buen camino.

“Se habla de 43 mil productores de café, de los cuales el 92 por ciento, aproximadamente, son pequeños.”