Emprender no es nada fácil

0
1187

Ser un emprendedor no es nada fácil, pero todos los sueños se pueden hacer realidad si crees en ti mismo. Francella Muñoz, con 43 años originaria de Managua, mayor de seis hermanos es un gran ejemplo de que en emprender te va a dar mucha satisfacción si trabajas en lo que te apasiona.

Francella es creadora de la marca NANDAMÚS y gerente general de Serviplus, una empresa familiar que se dedica a la limpieza corporativa. Pero el camino hacia el éxito no le fue fácil. Muñoz vivió por varios años en los Estados Unidos junto con su familia, la decisión de irse la tomaron en el 2001, cuando su esposo quedó sin trabajo, “cuando uno toma esa decisión es cuando ya hiciste todo lo posible para tratar de no irte, lo intentaste, pero no pudiste hacer nada” expresó Francella.

En Estados Unidos fue que Francella empezó a tener interés en el ramo de la limpieza, comenzó a limpiar apartamentos dentro del mismo condominio, ya cuando sus hijos fueron a la escuela, “hice unos flyers en la computadora y los repartí, me salieron como 3 clientes” comentó.

Aparte de este trabajo Muñoz trabajó cuidando niños y en un salón de belleza en el cual también realizaba trabajos de limpieza y el último trabajo que realizó en ese país fue de doméstica por 4 años. Su esposo y ella siempre estuvieron conectados con la limpieza.

En 2008 fue que Francella volvió a Nicaragua, después de que a su esposo lo detuvo migración por 27 días, “tuvimos que tomar la decisión en 27 días, una vida completa allá, fue duro porque obviamente no pensas que te va a suceder, mi esposo pidió salida voluntaria” relató.

Pero todo pasa por algo, el destino le tenía preparado algo a Francella. Estando en Nicaragua esta emprendedora comenzó a averiguar sobre las compañías de limpieza y vio la oportunidad en la limpieza, ya que en el extranjero había aprendido algo, fue entonces que nació Serviplus en el 2009, con el apoyo de su papá en los asuntos legales, ya que es abogado y de la mano de su esposo y suegros.

Esta compañía de limpieza es familiar y comenzó con cuatro trabajadores y al día de hoy cuentan con 100 empleados. La mayoría de sus clientes son call centers “nos hemos adaptado al entorno de los call centers y como yo viví fuera me siento bastante identificada con los horarios” afirmó Muñoz. Pero también cuentan con otros clientes como Autos América en Matagalpa e industrias Don pan.

Uno de los miedos de Francella es crecer muy rápido, “no quiero perder el enfoque y el enfoque de nosotros es la atención al cliente, me gusta ir creciendo poco a poco, paso a paso porque de repente si queres mucho, abarcas poco y ahí viene el desastre” expresó.

Serviplus solo cuenta con servicios corporativos, porque según Muñoz los servicios de casa no es su ramo, “aquí todavía estamos en pañales de tratar de hacer outsourcing con personas naturales o para sus casas, no creo que sea el momento, vamos poco a poco, pero yo en ese ramo no me meto” afirmó.

Francella pertenece a Thriivee, una organización que trabaja con emprendedores y fue la primera organización que prestó a Serviplus la cantidad de 10 mil dólares, con el fin de que se comprara todo el equipo de trabajo, Muñoz expuso que cuando se está emprendiendo un negocio los bancos te cierran las puertas. El pago de este préstamo ya está finiquitado, 10% en efectivo mensualmente y el 90% se pagó con trabajo comunitario.

 

Thriive según Francella es un programa que te llena de mucha satisfacción, En 2014 se ganó el primer premio como emprendedor Thriive con mayor impacto social por el trabajo comunitario que se hizo en una escuela en Veracruz.

Uno de los proyectos que Francella quisiera llevar a cabo es una academia para entrenar a las mujeres que quieran trabajar como asitentes del hogar, puesto que los jefes de casa no se preocupan por capacitar a la persona que trabajará con ellos “yo pienso las cosas y de repente digo puede funcionar”, dijo Francella.

Muñoz nos comentó que no tiene problemas con edades, con ella trabajan personas jóvenes y mayores, lo que importa para ella es que su personal sea responsable y haga bien el trabajo y una de las mayores satisfacciones de Francella como emprendedora es que con Serviplus ha logrado emplear a personas de escasos recursos que de verdad necesitan un trabajo.

“Al emprender también tienes que ver los beneficios que podes traerles a otras personas”, concluyó Francella.