EN EL CORAZÓN DE LA CAÑA

0
1713

Tour Flor de Caña cuenta una historia de uno de los rones más prestigiosos del mundo.

Los cinco sentidos se ponen a prueba para descubrir los secretos del mejor licor que brota de tierras nicaragüenses: Ron Flor de Caña, afamado a nivel mundial. Conocer la historia; el proceso de elaboración y su distinción entre otros rones, envuelto en una atmósfera que transporta a un mundo de aromas y sabores, es posible en el Tour Flor de Caña, abierto para turistas extranjeros y nacionales.

El Tour Flor de Caña, que se desarrolla en Chichigalpa, la tierra del ron y el azúcar, plasma la historia de trabajo de cinco generaciones de una familia y sus asociados, que han hecho del ron Flor de Caña una tradición y orgullo nicaragüense.

1era PARADA – ESTACIÓN CHICHIGALPA

La locomotora número cinco, que data de 1890 y se encuentra en la Estación de Chichigalpa, es un símbolo emblemático de la historia del ron nicaragüense. Hace 124 años trasladaba la caña de azúcar y a los colaboradores del ingenio. Hoy en día traslada a los visitantes hacia esa época histórica.

La Estación de Chichigalpa lleva su nombre en honor a la antigua Estación del Ferrocarril de esa ciudad. A cinco kilómetros se encuentra el Ingenio San Antonio, donde hay miles de hectáreas de caña de azúcar, materia prima para la elaboración del ron. Producir su propia materia prima es un valor que lo diferencia de otras marcas.

De la caña se extrae el azúcar y la melaza, esta última pasa por un proceso de fermentación donde se le agrega agua y levadura para transformarla en alcohol. Es precisamente la materia prima del ron – cuenta con gran entusiasmo y dominio, Ana Almendarez, guía del tour.

2da PARADA – EL CINE ADELA

El cine Adela lleva el nombre de Adela Chamorro, la esposa de quien fuera el segundo presidente de la compañía, Carlos Pellas Vivas. Originalmente el cine funcionó en el Ingenio San Antonio, desde 1966 hasta 1992, y era exclusivamente para la recreación de los colaboradores. Ahí se conserva el proyector original del cine Adela, uno de los primeros que llegaron al país. El cine se rescató y se colocó como la segunda parada del tour, en donde se cuenta la historia de Ron Flor de Caña, antecedentes, secretos del ron, proceso de elaboración y el quehacer social y ambiental que la compañía realiza como parte de su responsabilidad social empresarial.

Antes de llegar al Cine Adela se pasa por varias bodegas de añejamiento donde hay cientos de toneles repletos de ron y tanques con melaza que almacenan hasta un millón de litros cada uno. A partir de los años 50 Ron Flor de Caña rompe fronteras y comienza su exportación hacia el mercado centroamericano. Hoy en día este ron llega a 40 países en cinco continentes.

3ra PARADA – RESERVA DE LA FAMILIA

En este punto la vista, el olfato, el tacto y el gusto se confabulan para deleitarnos con una degustación de este reconocido ron, ya que este espacio se habilitó como una sala de catación donde los visitantes pueden experimentar la exquisitez del ron. Aquí, Jader Soza, uno de los catadores, enseña lo básico que se debe saber para catar uno de estos licores.

La reserva de la familia es una bodega subterránea que era únicamente para los miembros de la misma, en donde están almacenadas las mejores y más finas reservas del ron.

La decoración tiene un gusto exquisito como el mismo ron. Los muebles que decoran la bodega son fabricados con toneles en desuso, como parte del compromiso ambiental que tiene la compañía. Este espacio recrea la primera caldera y molino que tuvo el Ingenio San Antonio. Alrededor de esta caldera, los antiguos dueños y colaboradores celebraron por primera vez, con el ron, la culminación de la primera zafra azucarera.

4ta PARADA – EMBARRILADO

Esta es una de las áreas más ruidosas porque es donde se realiza el proceso de armado de toneles de manera artesanal. Para ello no se usa ningún tipo de pegamento, tornillos o clavos; lo único que se hace es armar el tonel a presión colocándole aros de metal para ejercer presión. Los toneles que se usan son reciclados. Antes embarrilaron otro tipo de licor, en este caso whisky norte americano. “Ese previo uso que tuvo el tonel añejando whisky norte americano y la madera, es lo que nos da el clásico bouquet de Ron Flor de Caña: color, aroma y sabor”, explica la guía.

Una de las particularidades del embarrilado es que las tapas de los toneles se sellan con fibras de hojas de plátanos, lo que evita la evaporación natural del alcohol, reduciéndose del 10 al 6 por ciento anual. Cada tonel está conformado de entre 32 y 36 piezas.

Luego el tonel se transporta a la resocadora, donde le aplican hasta 1,500 libras de presión a cada uno. Si los toneles no presentan ningún tipo de fuga se llenan con 200 litros de alcohol. Posteriormente son apilados y almacenados en las diferentes bodegas para el proceso de añejamiento.

5ta PARADA – BODEGA SLOW AGED

Con cientos de toneles con diferentes años, en esta estación, considerada una de las más importantes de la compañía, es donde se envejece genuinamente el ron. Ahí hay diferentes toneles que fueron llenados desde la década de los años 80. En cada bodega hay miles de toneles, y la Bodega Slow Aged es una de las más pequeñas. Para la buena conservación del producto se colocan aislantes térmicos en el techo para mantener la temperatura entre 28 y 30 grados centígrados. Los humidificadores mantienen la humedad hasta en un 80 por ciento para reducir la evaporación.

Los rones de esta compañía tienen un tiempo de añejamiento de cuatro, cinco, siete, 12, 18 y 25 años. Este último es una edición especial. “No mezclamos edades y eso es algo que nos diferencia de otras marcas. Además, otras marcas no tienen el tamaño de las reservas que tiene Flor de Caña. Esta tiene las reservas de ron en añejo más grandes del mundo. Se tiene calculado que si hoy dejamos de producir ron tenemos suficiente para los próximo 50 años”, comenta la guía.

Cada tonel tiene un código de barra en donde tiene información útil como el día en que fue llenado, el día en que llegó a la bodega y para qué producción será.

6ta ÚLTIMA PARADA – MUSEO FLOR DE CAÑA

Diseñado en forma de un tonel gigante fue construido con madera de Guapinol, una madera nicaragüense, el museo Flor de Caña. Frente al museo está un árbol enorme de ceiba que data de la fundación y tiene más de 100 años. El lugar es un recorrido por la historia de Flor de Caña, donde hay objetos y datos históricos sobre sus inicios (que datan desde 1890), su crecimiento a lo largo de 124 años, hasta llegar a convertirse en una marca que está presente en más de 40 países en 5 continentes.

En el museo se puede apreciar una imagen satelital de los cañaverales, con una extensión aproximada de 43 mil hectáreas ubicadas entre León y Chinandega. El Museo está dividido en seis estaciones.

PROCESO DE ELABORACIÓN

La caña de azúcar, materia prima del ron, pasa por un proceso donde se extrae jugo de caña y bagazo, de este último se utiliza como combustible para obtener energía ciento por ciento renovable. El jugo de caña pasa por un proceso de cristalización del cual se obtiene azúcar y una miel llamada melaza, materia prima del ron.

La melaza pasa por un proceso de fermentación donde el azúcar de la melaza es transformada en alcohol, y este pasa por otro proceso conocido como destilación. Ron Flor de Caña es uno de los únicos rones en el mundo que es destilado hasta cinco veces. Este es un ron de máxima pureza y sin rastros de azúcar.

El ron es fermentado en toneles armados artesanalmente. Y el portafolio de producto incluye licores claros y oscuros con hasta 18 años de añejamiento.

SOBRE EL TOUR

El tour tiene una duración de una hora y media y está abierto al público de lunes a domingo en cuatro horarios diferentes. Se realiza en español e inglés, explica Randall Meza, encargado de la administración de Tour Flor de Caña.

Fue abierto en octubre de 2012 y reciben 1000 personas al mes, siendo la mayoría turistas nacionales. Una de las temporadas fuertes es en la época de cruceros, ya que los turistas aprovechan para conocer más de este ron.

Lo que más le llama la atención a los visitantes es “el proceso de Flor de Caña, lo que lo hace único”.

Los visitantes pueden elegir el horario que más les convenga: 9:00 y 11:00 de la mañana; 2:00 y 4:00 de la tarde.