En Nicaragua celebramos el natalicio de Rubén Darío

0
124

Sino sabías sobre el 151 aniversario del natalicio de Rubén Darío en Nicaragua, pues aquí te contamos lo más relevante que como nicaragüense debés saber…

Su nombre completo, Félix Rubén García Sarmiento, nació en el seno de una familia de clase baja, cuyos padres lo enviaron a vivir con sus tíos-abuelos Bernarda Sarmiento y Félix Ramírez, quienes cuidaron de él como si fuera su propio hijo.

Darío, fue Poeta, Periodista y Diplomático que puso en alto el nombre de Nicaragua con sus obras, entre las que resaltan: Azul, Cantos de Vida y Esperanza, así como Prosas Profanas.

Darío también famoso por ser el gran innovador de la poesía en castellano del siglo XX, fue líder de  movimientos literarios en Argentina, Chile, España y Nicaragua.

De acuerdo con  los expertos, Rubén Darío es considerado el “Padre del modernismo” como movimiento literario en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

“Azul”, es una recopilación de poemas y prosas, fue escrita por el nicaragüense durante su estadía en Valparaíso (Chile), entre 1886 y 1888.

Otra de sus grandes obras es conocida como “Cantos de vida y esperanza” (1905), que se convirtió en un texto clave del modernismo en lengua castellana y en referencia fundamental para la cultura del siglo XX.

Además de poeta, Rubén Darío no solamente era poeta sino que también  escribía artículos periodísticos sobre España, Francia e Italia e intimó con grandes poetas españoles como: Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Ramón María del Valle-Inclán.

Además te contamos que:

El nombre del poeta nicaragüense Rubén Darío se escucha a diario en Madrid. Una de las estaciones del metro de la ciudad lleva su nombre. En este mismo lugar se encuentra una glorieta llamada Rubén Darío desde 1921.

La  British Broadcasting Corporation (BBC) lo eligió el Personaje del Milenio en Latinoamérica, después de realizar un concurso en el que recibió 82.524 votos.

Enrique Bunbury realizó un homenaje a Rúben Darío al componer la música al Poema “Que el amor no admite cuerdas reflexiones” publicado en “Prosas Profanas”.  La canción fue incluida en el disco El Jinete, 2001.