Errores comunes de “Pensar en grande”

0
171

Gran parte de las personas emprendedoras creen que “pensar en grande”, es algo que les llevará a conseguir increíbles resultados y en muchas ocasiones esto resulta ser un error.

Aquí te presentamos tres increíbles errores comunes y constantes sobre “el pensar en grande” de los emprendedores novatos.

1) Tener una oficina “bonita”

Muchos emprendedores que están iniciando, sueñan con el espacio físico, con los muebles, el escritorio y la decoración, priorizando de forma banal sus necesidades primarias.

Esto es una constante en muchos, y tanto la renta como lo “bonita que dejan su oficina” poco tendrá que ver con los resultados que obtengan  (y a menos que se dediquen a labores decorativas) esto en la mayor parte de los casos es algo superfluo y sobrevaluado. De entrada porque si el espacio no es propio, implica ya gastos que sería mejor ahorrar.

A todo emprendedor le recomiendo, que si va a comenzar, se preocupe mucho más por invertir lo poco o mucho que tenga, en todo aquello que le de clientes, pues cuando menos se dan cuenta las rentas, los muebles y el equipo, sea el que sea, los comen.

2) Ambicionar grandes proyectos que impliquen necesariamente mucho tiempo.

No es malo ambicionar, lo bueno, la riqueza o la grandeza en todas sus formas. El problema surge cuando esa ambición hace perder terreno a lo verdaderamente importante: la situación actual y su contexto.

Existen una gran cantidad de emprendedores que quieren hacer grandes proyectos, mismos que para realizarse de entrada requieren grandes inversiones en tiempo y dinero. No digo que no los tengan pero es mejor, asegurar algunas entradas constantes que estar a la expectativa del resultado que se dará en uno o varios años.

Si ese es tu caso, no te digo que lo abandones, más ten cuidado y procura tener algún producto o servicio que te dé un flujo de caja constante. De esa manera estarás asegurando al menos lo básico para ti y tu negocio.

3) Querer cobrar mucho al empezar

Este quizá sea el más común en emprendedores que brindan servicios. Y lo que sucede muchas veces es que consiguen muy pocos clientes, lo que es algo poco inteligente financieramente hablando.

Pregunta:

¿Qué crees que sea más inteligente financieramente hablando, un cliente de cien mil pesos o diez clientes de diez mil pesos?

Sería genial que todos comenzaran con veinte clientes de cien mil ¿cierto?, pero no siempre es así y lo más recomendable es ofrecer tus servicios y productos buscando te recomienden por obtener un buen beneficio y que esté valorado por encima del precio. (Y “ojo” esto no quiere decir que tu no lo valores, ni cobres bien, sino que entregues más de lo que te pagan por él, eso es todo)

Esta diversificación es básica, y es mucho más recomendable que si eres un emprendedor novato tengas muchos clientes, a unos cuantos que te den mucho dinero, sobre todo si tendrás que pagar sueldos de tu gente. ¡Así que Piénsalo, decide y actúa!