Celebran Día de la Seguridad Informática

0
624

Actualmente las redes sociales forman parte de los hábitos cotidianos de muchas personas. Tanto adultos como menores, cualquier internauta utiliza al menos una red social y la gran parte de ellos y ellas participan activamente.

Estas plataformas son servicios de Internet que permiten a los usuarios generar un perfil público, en el que pueden plasmar datos personales e información de distinta índole. Tal es el impacto que generaron, que para muchas personas las redes sociales son los motivos principales para conectarse a Internet.

No obstante, a partir de su uso constante, los usuarios se ven expuestos a un conjunto de amenazas informáticas que pueden atentar contra su información, privacidad, dinero o incluso su propia integridad. Ante la creciente tendencia de los ataques informáticos que utilizan las redes sociales como medio para su desarrollo o propagación, se vuelve de vital importancia estar protegido y contar con un entorno seguro al momento de utilizarlas.

En este sentido, ESET Latinoamérica, compañía líder en detección proactiva de amenazas, comparte una lista con los principales cuidados que debe tener un usuario al momento de compartir información en las redes sociales:

  1. Ser precavidos a la hora de publicar fotografías.

Es recomendable ser cuidadosos con las fotografías que se comparten en las redes sociales, ya que una simple imagen puede brindar información adicional como el nombre de la escuela a la que asiste un niño, el lugar donde se realizan actividades extracurriculares o cualquier otro dato que pueda ser utilizado por los ciberdelincuentes para obtener información acerca de una víctima.

 

  1. No compartir la ubicación o los planes de viaje.

Las redes sociales a menudo geolocalizan a los usuarios, pero ¿es necesario que se sepa la ubicación en tiempo real, o el lugar de vacaciones y que la casa quedará vacía durante los próximas días? Por esto, se aconseja desactivar esta función y eliminar el historial de ubicación almacenado.

 

  1. Evitar difundir la información de los tickets de avión.

Al brindar este tipo de información se corre el riesgo de que alguien con intenciones maliciosas, pueda desde cambiar los asientos hasta cancelar o modificar la reserva de un vuelo.

 

  1. Proteger los datos personales.

El registro de conducir o el documento de identidad contienen información que permite identificar a un usuario y caracterizarlo como individuo. Si esto es compartido en las redes sociales, los cibercriminales podrían buscar lucrar con ello y vender las bases de datos para enviar spam o enviar campañas maliciosas. Es importante resguardar la identidad online.

 

  1. No compartir los datos de la tarjeta de crédito en línea.

Nunca se debe enviar este tipo de información confidencial ya se podría utilizar para realizar cargos a nombre de la víctima.

Aunque las redes sociales nos mantienen conectados con nuestros amigos y familiares, para enviar y recibir las últimas novedades de nuestras vidas, es importante estar atentos a los datos que se comparten a través de estas y cuándo lo hacemos. De esta forma, se evita la exposición a riesgos innecesarios, permitiendo disfrutar de Internet y las redes sociales de forma segura.