Este es el porcentaje de muertes por enfermedades que podrían prevenirse

0
765

El pasado 7 de abril se conmemoró el Día Internacional de la Salud con el lema: Salud para todos. Este día demanda el derecho universal de cada persona a servicios de salud de calidad y sin discriminación.

Pero este resulta ser un desafío, según la Organización Mundial de la Salud (OMS),100 millones de personas se ven inmersas en la pobreza extrema y forzadas a sobrevivir con tan solo 1,90 dólares o menos al día, porque tienen que pagar los servicios de salud de su propio bolsillo.

En el caso de América Latina, un rango del 68 por ciento de las muertes es causadas por enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión, y el cáncer de seno y de cuello uterino.

En Nicaragua, por ejemplo, el cáncer de cuello uterino es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres con un rango de edad de 15 a 44 años. Es usualmente silenciado e ignorado, en una nación donde más de 2.2 millones de mujeres están en riesgo.

Los análisis anuales y la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH) son maneras comprobadas de prevenir estas muertes. Pero el acceso a esta vacuna es condicionado por el elevado costo en clínicas privadas y los recursos limitados en el sistema de salud pública de la región.

En América Latina, las mujeres de escasos recursos normalmente cuentan con pocos mecanismos de protección y aseguramiento en salud. Adicionalmente, carecen de tiempo y tienen acceso limitado a conocimientos relacionados con la salud. Un estudio realizado en 2017 por Pro Mujer en Bolivia investigó las dificultades que enfrentan las mujeres durante el proceso de detección de cáncer y durante el seguimiento en caso de un resultado de PAP alterado. El estudio resaltó como las mujeres no acuden a servicios médicos por temor o por temas logísticos.

Por este motivo, Pro Mujer, organización líder es en desarrollo social y económico de las mujeres en América Latina, promueve un modelo de salud preventivo y accesible.

“En Pro Mujer nos preocupamos y ocupamos de la salud de las mujeres y sus familias. Nos encargamos de sensibilizar y promover una cultura de prevención, pero la decisión la toman ellas mismas” afirma Verónica Valdivieso, Directora Ejecutiva de Salud Global en Pro Mujer.

Cada año, Pro Mujer y sus aliados trabajan en mejorar el acceso a servicios de salud de bajo costo para casi 300 mil beneficiarias en la región. A través de campañas de salud, implementadas en sus centros de servicios o en colaboración con otros centros de salud locales, Pro Mujer facilita acceso a ambientes adecuados que cumplen los estándares de calidad y privacidad para la atención de miles de mujeres.

Si bien es cierto que la prevención no garantizará la nula aparición de enfermedades, existe amplia evidencia de que si disminuirían en gran medida su impacto nocivo. El ofrecer atención médica accesible y promover la salud son acciones concretas que protegen a las mujeres y a sus familias de los efectos devastadores, ya sea económicos o emocionales, causados por estas enfermedades.

Impacto 2017 de Pro Mujer en Salud

Pro Mujer ha tenido un impacto importante en el tema de la salud, según cifras del año 2017 se lograron hacer al menos 818,000 intervenciones de salud proporcionadas, a esto se le suma los 113,000 exámenes de detección de cáncer y las 88,000 pruebas rápidas de diabetes, además se logró realizar 274,000 Sesiones de consejería de salud  y la organización estableció 38,000 Servicios dentales, logrando potenciar el número de pacientes en el periodo 2017.

Acerca de Pro Mujer

Pro Mujer es una organización de desarrollo social y económico para la mujer. Su labor está basada en la creencia que la prosperidad es un conjunto de determinantes, sociales, físicos y económicos que afectan a la mujer en todas las etapas de su vida.

Durante los últimos 28 años, Pro Mujer ha creado oportunidades para que las mujeres en América Latina puedan construir negocios, adquieran independencia y lleguen a ser agentes poderosos de cambio, para sí mismas, para sus familias y para sus comunidades.

Pro Mujer ofrece un paquete de servicios financieros y de salud, así como talleres de capacitación para promover habilidades empresariales y una vida más saludable. A medida que va planeando para el futuro, se enfoca en ampliar sus servicios y expandir su impacto. Algunos ejemplos incluyen servicios de alfabetización digital, ampliación de conectividad, e intervención que afrontan la violencia de género.

El día de hoy, Pro Mujer tiene presencia en Bolivia, Perú, México, Argentina y Nicaragua, y presta servicio a casi 300,000 mujeres.