Evita las bebidas azucaradas en tu alimentación

0
112

¿A qué consideramos bebidas azucaradas? La respuesta pueda que la tengas, sin embargo en este artículo te las mencionamos e indicaremos por qué debes evitarlas en tu alimentación.

Los refrescos azucarados, los zumos que se encuentran envasados, bebidas energéticas, los tés, lácteos, bebidas vegetales o cualquier otra bebida a la que se le ha agregado azúcar se consideran como bebidas azucaradas.

El azúcar que es añadida a estas bebidas se le puede conocer por varios nombres: sacarosa, glucosa, fructuosa, dextrosa, jarabe de maíz. La diferencia en que el alimento real conserva su matriz alimentaria, que proporciona otros componentes (fibra, antioxidantes, fitoquímicos) que hacen que este tipo de azúcar no perjudique la salud de la persona, sin embargo, en los alimentos que son ultra procesados como las bebidas azucaradas, esa matriz ya no está debido a su procesamiento.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir de 1975, la obesidad se ha triplicado en todo el mundo. Solo en 2016, más de 1900 millones de adultos estaban siendo afectados por el sobrepeso y de los cuales 650 millones eran obesos.

Consumir altas cantidades de azucares se puede asociar con el incremento de padecer alguna enfermedad cardiovascular, cáncer o diabetes.

Sabemos perfectamente que dejar de consumir azucares requiere fuerza de voluntad, sin embargo debemos evitarlas para mantenernos saludables.

No se trata de evitar totalmente el consumo, pero sí reducirlo.

Aquí te compartimos razones para que te motives a hacerlo:

  • De acuerdo con un estudio, beber más de 5 vasos por semana de bebidas azucaradas, incluyendo las light y los jugos de frutas, puede incrementar la hipertensión arterial y los niveles de triglicéridos en sangre.
  • Las personas que consumen más de 5 veces a la semana bebidas con azúcar, presentan entre 43 y 74% de mayor riesgo de síndrome metabólico (enfermedades cardiacas, hipertensión, exceso de grasa abdominal)
  • Con respecto a los jugos de fruta, su consumo frecuente se asocia a un mayor riesgo de tener obesidad abdominal. Una señal para determinar quién lo padece es medir la circunferencia de la cintura. La obesidad abdominal se considera cuando se tiene más de 102 centímetros en los hombres y 90 en mujeres.
  • Aparte de tener afectación severa en los dientes; enfermedades en el sistema urinario (vejiga y riñones).

Pero para evitar el consumo de estas bebidas, ¿qué debemos hacer?

Disminuir el consumo de bebidas gaseosas, deportivas (solo para quienes practican algún deporte).

  • Aumentar el consumo de agua, trata de tener siempre a la mano una botella de agua y llévala a todos lados contigo y más consumo de leche baja en grasa.
  • Ingerir cantidades limitadas de jugos de frutas 100% naturales.
  • Realiza una elección de bebidas saludables para reemplazarlas por las azucaradas.
  • Las bebidas versión “light” o “sin azúcar” NO son una buena estrategia

Recuerda que la salud es lo más importante de conservar, para ello debés consumir alimentos que no te perjudiquen. Así que empieza por cambiar tus malos hábitos alimenticios.