FINANCIANDO PRÁCTICAS VERDES

0
1294

Realizar inversiones amigables con el medio ambiente y modernizar su negocio, no es tan complicado si cuenta con financiamiento para ello.

El cambio climático y los estragos que éste está haciendo alrededor del planeta han hecho que en todos los sectores se busquen medidas para contrarrestarlo. Sin embargo, tanto a nivel empresarial como domiciliar, aplicar tecnologías que permitan reducir el consumo de energía, ser más eficientes energéticamente y amigables con el medio ambiente, requiere de una inversión.

En Nicaragua, el Banco ProCredit ha impulsado el Crédito Verde para promover la inversión en energías renovables y la aplicación de tecnologías que permitan implementar eficiencia energética. Malte Von Maravic, gerente PYME de ProCredit, indicó que Nicaragua tiene un alto potencial en producción de energías renovables e igualmente potencial en la eficiencia energética enfocada más en el ahorro.

Explicó que el crédito verde se enfocó principalmente en pequeñas y medianas empresas con el fin de apoyarles en la aplicación de tecnologías que les permitieran ser más eficientes. Pero hace unos tres meses ProCredit también tiene una pequeña línea de créditos verdes para asalariados y personas particulares. “Creemos que es algo valioso poder aportar con condiciones accesibles para particulares”, con el fin de que puedan invertir en paneles solares, iluminación LED o aires acondicionados de alta eficiencia, entre otras opciones que les permitan ahorrar y contribuir con el ambiente, dijo el gerente. Para particulares, el monto máximo de crédito es de 10 mil dólares.

Detalló que Banco ProCredit ha colocado aproximadamente 220 créditos verdes empresariales con un promedio de 20 mil dólares, lo que significa una cartera de 4 millones de dólares; es decir casi 4.5 por ciento de la cartera total del Banco ProCredit.

Los pequeños empresarios pueden invertir en maquinaria agrícola de alta eficiencia, transporte de bajas emisiones de CO2, aires acondicionados eficientes, equipos y máquinas de producción con alta eficiencia energética, calentadores solares de agua, aprovechamiento de residuos orgánicos de biomasa, sistema de irrigación por goteo, cultivos orgánicos, sistemas de tratamiento de aguas residuales o filtro de aire, sistemas de refrigeración para uso comercial o industrial, entre otras.

El monto de crédito

Para las pequeñas y medianas empresas está entre 5,000 y 500,000 dólares; el propósito es financiar actividades empresariales que impliquen una reducción en la emisión de gases invernaderos, a través de inversión en energías renovables y máquinas de alta eficiencia que permitan producir con menos energía. Se financian proyectos que impliquen, por lo menos, un 20 por ciento en ahorro de energía, dijo.