FMI evaluó la economía nicaragüense

0
59

El personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó Nicaragua entre el 24 y el 30 de octubre para evaluar la situación económica que vive el país.

La misión mantuvo reuniones  tanto con altos funcionarios del gobierno como con representantes del sector privado y de la cooperación internacional. Al final de la visita, el Sr. Roberto Garcia-Saltos emitió la siguiente declaración:

“Varios choques están afectando a la economía nicaragüense. La inestabilidad política desde abril afectó la confianza de consumidores e inversionistas. Aunque algunos sectores, como el transporte, el comercial y el de servicios resultaron inicialmente los más afectados por las disrupciones, otros sectores, como el turismo y la construcción experimentan efectos más duraderos debido a la reducción en la demanda. La caída en el empleo del sector formal, la reducción en la inversión extranjera directa, y la disminución en el crédito al sector privado podrían contribuir a exacerbar los efectos de estos choques.

En este contexto, la misión proyecta una contracción del 4 por ciento del Producto Interno Bruto para 2018. La caída en el ingreso disponible originada en menores niveles de empleo y de financiamiento se proyectan que lleven a menor consumo e inversión. El déficit del sector público consolidado (SPC) se pronostica que aumentará en 2.4 puntos porcentuales hasta 4.6 por ciento del PIB.

Sin embargo, hay algunos signos positivos. Los esfuerzos de las autoridades para apoyar el mantenimiento de la liquidez en los bancos comerciales son encomiables. Las medidas para contener la expansión del gasto público para compensar parcialmente el déficit de ingresos fiscales debido a la contracción económica también son positivas.

Para el FMI el  principal desafío para 2019 y los años siguientes es preservar la estabilidad macroeconómica y financiera.

Además de abordar los desafíos fiscales a mediano plazo y emprender reformas estructurales —que son inevitables para salvaguardar la sostenibilidad fiscal— requiere obtener un amplio apoyo. Las políticas para restablecer la confianza del sector privado y evitar la creación de ciclos de retroalimentación negativos resultantes de una menor actividad y empleo, el deterioro en la calidad de los activos, la contracción del crédito y las salidas de depósitos son esenciales para promover la recuperación económica y compensar los efectos sobre la pobreza. Mientras tanto, se espera que las autoridades adopten medidas para mitigar los riesgos identificados para la economía”.