Guillermo Jacoby, un papá orgulloso

0
1672

A pocos días de que se lleve a cabo el certamen de belleza, Miss Universo, nuestra Miss Nicaragua Marina Jacoby ha impresionado no solo al pueblo nicaragüense sino que también se ha ganado el cariño de quienes habitan en el país de Manila, Filipinas gracias a su carisma, disciplina y espontaneidad.

Nicaragua entera se ha desbordado apoyando a la actual Miss Nicaragua, Marina Jacoby, se ha hecho top trading a través de las distintas redes sociales.

Desde Tiempos de Negocios su papá Guillermo Jacoby Salazar, expresa su agradecimiento por el apoyo impresionante, eufórico, grande y sincero.

Jacoby Salazar, se encuentra en Manila, Filipinas, brindando su máximo apoyo a su bella hija, que este domingo 29 de enero competirá en Miss Universo, con el sueño de traer la primera corona a nuestra bella Nicaragua.

¿De qué manera usted como padre de Miss Nicaragua, está apoyando a su hija?

El apoyo principal es moral, en estos momentos y desde que ganó Miss Nicaragua la organización ha sido muy profesional en su preparación. Como padre sin embargo ahí estoy para ella cuando me necesita, si me llama para que le de algún consejo, ahí estoy.  Ella sabe que apruebo lo que hace, y que lo único que le pido es que sea ella misma, que disfrute con alegría toda esta experiencia.  También le recuerdo, que Miss Universo, es solo un paso más a lo que ella puede y es capaz de lograr.

¿Cómo ve el apoyo que los nicaragüenses le están dando a Marina Jacoby?

Nunca había visto yo un apoyo tan viral, tengo años de seguir los certámenes de belleza.  Es increíble como Marina se ha ganado el corazón de Nicaragua, va más allá de lo que cualquier representante de belleza haya hecho en el pasado, al menos esa es mi opinión.  Esto no quita méritos a las Misses anteriores, solo digo, con Marina ha sido excepcional.

Sabemos que usted junto a su esposa ya se encuentran con su  hija, ¿cómo se siente ella al tenerlos cerca? A partir de qué fecha ustedes se encuentran allá?

Venimos el 23 de enero, hasta anoche tuvimos oportunidad de verla y estar con ella tres horas.  Salimos del hotel escoltados por dos policías con dos guardaespaldas, fuimos al Mall de Asia, a caminar.  Cuando íbamos con ella la gente se aglomeraba respetando el perímetro de seguridad y se tomaban fotos con mi hija.  Definitivamente, toda una celebridad al caminar. Nosotros como padres pues nos sentimos orgullosos.

Además fuimos a jugar boliche, después a cenar y a comer un helado.  Fue un corto tiempo, pero fue de mucha calidad.  Ella está feliz que estemos aquí apoyándola.

¿Ustedes como padres de qué manera la motivan?

Confiando en ella, sabiendo que ella sabe lo que quiere, que nosotros estamos para apoyar lo que ella decida.  A los 21 años ya no es una niña, es una mujer madura que tiene claridad en su visión de futuro, que sabe qué hacer para estar donde está.  Entonces motivamos su independencia y si en algún momento flaquea, pues le recordamos que su preparación ha sido integral, que está lista para portar la corona.  Y ella sabe que es así.

¿Qué le puede decir a los nicaragüenses que han seguido cada paso que ha dado su hija?

Solo una palabra:  ¡¡¡Gracias!!!!!

Y es que en verdad, gracias Nicaragua, cada vez que Marina se siente cansada, ve el apoyo de sus seguidores, y entonces el choque de energía que recibe al leer los lindos comentarios que le envían, animándola y deseándole lo mejor, hacen de ella la Miss a vencer en el Miss Universo 2016.