Impuestos de inmueble de la región

0
605

Una revisión del impuesto de inmueble en países de América Latina y el Caribe, y algunas ciudades de los Estados Unidos, arroja que Panamá tiene el impuesto de inmueble más alto del continente.

En Panamá, una propiedad debe pagar el impuesto de inmueble en base a una tarifa progresiva combinada del valor de la vivienda de un 1.75% sobre el excedente de US$30,000 a US$50,000; un 1.95%, sobre el excedente de US$50,000 a US$75,000; y un 2.10%, sobre el excedente de US$75,000.

Comparativamente, cifras oficiales de los países, organismos internacionales y centros de investigaciones globales, arrojan que Panamá tiene el impuesto de inmueble más caro de América Latina, incluso que algunos estados de los Estados Unidos.

Por ejemplo, el impuesto a la propiedad en Costa Rica, el cual es diferido a los gobiernos locales, es de 0.25% del valor registrado de la propiedad.

En El Salvador, este impuesto es pagado por los inmuebles que superan los $350,000, en función de una tasa de 1%.

En Honduras, se aplica una tarifa de hasta 3.50 lempiras (4 centésimos de dólar) por cada mil lempiras ($43) a los bienes inmuebles urbanos y 2.50 lempiras (4.1 centésimos) por cada mil lempiras ($43.3) al área rural. La tarifa la fijan los municipios y en ningún caso puede aumentar más de 0.50 lempiras por millar. Las exoneraciones son amplias.

En Nicaragua, el impuesto corresponde al 1% sobre la base imponible (80% del avalúo municipal catastral). Si la persona es jubilada, tiene derecho a exenciones, a lo que se denomina casa de habitación.

En Guatemala, las propiedades por debajo de los 70,000 quetzales (US$9,600) gozan de amplias exoneraciones. Luego de este valor, debe pagar 9 quetzales (US$1.23) por cada mil quetzales (US$137). Es decir, 0.6% por el excedente de los US$9,600

En Argentina, el impuesto es recaudado por las provincias. Aquí, los tipos impositivos varían según la jurisdicción, y están limitados a un máximo de 1.2% para los bienes rústicos, 1.35% para bienes subrurales o suburbanos y 1.5% para bienes urbanos.

En Chile, el impuesto es administrado por el Gobierno Central y el ingreso es asignado a los municipios. En este país se garantiza exención para los bienes con ciertos valores. El impuesto es 1.4% para los bienes urbanos y 1% para bienes rústicos. Para viviendas, es entre 1.2% y 1.4%.

En otros países como Ecuador, son los municipios los que lo aplican mediante escala progresiva de 0.025% a 0.5%.

En México, la tasa tiene un rango de 0.05% a 1.2% y en Perú, de 0.2% a 1%.

En Estados Unidos hay ciudades donde el impuesto de inmueble es más bajo que en Panamá. Este es el caso de la ciudad de Boston, que tiene establecido en un promedio de 0.67% sobre el valor de la propiedad; Birmingham, 0.66%; Denver, 0.66%; Cheyenne, 0.65% y Honolulu, 0.30%.