Incrementan cosechas en Nicaragua

0
585

Como resultado del buen desempeño que han registrado las precipitaciones desde el inicio de la temporada lluviosa (en mayo de este año), el sector agropecuario espera incrementos en los volúmenes de producción, que deberían incidir en la disminución del precio del consumidor, pero que también demandan la búsqueda de nuevos mercados.

“En el caso del maíz y del frijol se esperan cosechas excelentes, las lluvias (de la tormenta Nate) afectaron pero muy poco y en general la producción viene muy buena y debería provocar una reducción en el precio que paga el consumidor”, dice Álvaro Fiallos, presidente honorario de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG).

Además, Fiallos atribuye el aumento de precio que registraron recientemente en los mercados populares el precio del frijol y el maíz, a maniobras de los especuladores que quieren aprovechar el dinero adicional que circula en esta época por el pago del aguinaldo o décimo tercer salario que reciben los trabajadores.

Por su parte, Antonio García, presidente de la UNAG León, coincide con Fiallos en que las cosechas de los distintos productos que están saliendo al mercado de la siembra del subciclo de postrera “en general” son “muy buenas” a excepción de algunos productos como el maní, que en algunos lotes podría tener alguna afectación de calidad por el exceso de lluvia. Y el plátano que registró algunos daños pero por ser de producción permanente ya se recuperó.

Ganadería es beneficiada

El buen régimen de lluvias está provocando una buena producción de pasto que, de acuerdo con  Álvaro Vargas, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) se traducirá en un incremento en la preñez de las vacas y de hasta 30 por ciento en la producción de leche.

Según Vargas, realizaron un sondeo en fincas de Chontales y calculan que al crecimiento natural del hato del 5 por ciento, entre enero y marzo se le sumará un 5 por ciento adicional a productos de la buena alimentación de las vacas.

“Si según el último dato del Banco Central tenemos 1.2 millones de vacas paridas, eso significa que vamos a tener el nacimiento de unos sesenta mil terneros como crecimiento natural del hato y otros sesenta mil adicionales producto de la buena alimentación que han recibido las vacas en este ciclo y eso se convierte en unos 280 mil litros adicionales de leche diariamente”, detalla Vargas.