Indio Maíz, ¿una muerte anunciada?

0
2271

Las horas han transcurrido y la situación en Indio Maíz es cada vez más preocupante, desde el pasado martes (hoy 6 días) las llamas han devorado parte de la fauna y la vegetación de lo que hasta hace poco se conocía como una de las reservas biosfera más preservadas y con mayor potencial ambiental.

Las autoridades han anunciado que al menos 3,000 hectáreas han sido reducidas por el fuego, llevándose a su paso la ilusión de quienes habían considerado que Nicaragua era capaz para sobrellevar cualquier situación de desastre aun en las zonas con mayor dificultad para ingresar.

A pesar del trabajo realizado por el Ejercito de Nicaragua, bomberos y trabajadores estales de la zona, el incendio ha avanzado catastróficamente, causando pánico y descontrol en la zona.

Managua no se ha pronunciado al respecto, a pesar de ser una de las zonas donde habitan comunidades indígenas que corren peligro; las autoridades del país no se han pronunciado con profundidad sobre el caso y la incertidumbre se empieza a sentir entre los nicaragüenses ante la insistencia de algunos organismos en que se solicite ayuda internacional para sofocar las llamas que llevan 6 días asfixiando al pulmón de Centroamérica.

Cardenal Brenes: “un asesinato a la vida natural”

Ante esta situación el Cardenal Leopoldo Brenes, en una misa realizada en una parroquia capitalina lamentó lo sucedido en la reserva biosfera e invitó a cuidar el medio ambiente, del mismo modo se refirió sobre esta situación y calificó de “un asesinato ambiental” si detrás de este caos hubiera mano criminal.

“Ojalá que haya sido algún vidrio que quemó la plantación seca. Ojalá que no haya sido una mano criminal porque eso, verdaderamente, sí es un asesinato a la vida natural y también a todos nosotros, la vida humana”, expresó Brenes durante su homilía.

Sobre la alerta amarilla emitida por el gobierno, dos días después de que se iniciara el incendio, el Cardenal Brenes manifestó que es una oportunidad para cuidar más cerca de la naturaleza y el bosque; “y sobre todo para cuidar esa reserva hermosa que se tiene ahí”.

Ayuda internacional ¿la esperanza de Indio Maíz?

Este domingo en horas de la tarde el gobierno de Costa Rica anunció la aprobación del gobierno de Nicaragua para permitir el ingreso de al menos 40 efectivos de los bomberos y automóviles pickup, 4×4 para contrarrestar las llamas que hacen de Indio Maíz una agonía lenta y dolorosa.

“Ellos (Nicaragua) están preparando todo el equipo allá para cuando lleguen los 10 vehículos (pickup, 4×4) y 40 bomberos forestales que se unirán para colaborar”, informó el director del Benemérito Cuerpo de Bomberos, Héctor Chaves, a un medio costarricense.

“Ellos llevan herramientas de mano como bombas, drones y un sistema especial de radiocomunicaciones”, explicó Chaves.

Se espera que esta caravana de bomberos forestales ingrese al territorio nicaragüense la mañana de este lunes y poder realizar operaciones en el territorio para extinguir las llamas.

“Este domingo 08 de abril (ayer), representantes del Ministerio de Gobernación de Nicaragua (Migob) y de la Dirección de Operaciones de Bomberos de Costa Rica han coordinado, en Managua, las acciones operativas y la logística para ingresar a la zona, ya que es de difícil acceso. Por ejemplo, deben trasladarse, al menos, 6 horas en lancha”, explicó la entidad bomberil en Costa Rica.

Caos ambiental

Para los especialistas como el doctor Jaime Incer Barquero han dicho que este incendio en la reserva biosfera es el mayor caos ambiental y ecológico en la historia de Nicaragua.

Incer Barquero condena que a pesar de que se tenía un compromiso por respetar, mantener y conservar la reserva, no se hizo y la consecuencia de ese descuido es el incendio que no se ha detenido.

En un cálculo aproximado; las llamas en Indio Maíz avanzan tres kilómetros por días, con ayuda de vientos de 50 a 60 kilómetros por horas.

Gobierno moviliza a ambientalistas

De primera mano se conoció que el gobierno central movilizó a miembros del Movimiento ambientalista Guardabarranco de la zona, así como brigadas comunitarias. Un total de 500 efectivos del ejercito trabajan desde el 05 de abril sin tener resultados hasta el momento.