Infraestructura pública en Centroamérica

0
83

Obras viales en Guatemala y Panamá, y la ampliación de un sistema de agua potable en Costa Rica son parte de los proyectos públicos previstos para los próximos meses en la región.

La plataforma interactiva “Construcción en Centroamérica”, del Área de Inteligencia Comercial de CentralAmericaData, contempla el listado actualizado de los proyectos de construcción públicos y privados que durante Octubre de 2017 presentaron los estudios de impacto ambiental (EIA) ante las respectivas instituciones de cada país.

Detalle de algunos proyectos:

El Ministerio de Obras Públicas de Panamá presentó el EIA para rehabilitar 10 kilómetros de la carretera Chivo-Chivo y construir el desvío del tramo Mocambo-Patacón, que se ubican en la provincia de Panamá. El proyecto se denomina “Rehabilitación de la carretera Chivo-Chivo (Transísmica-Puente Mocambo) y estudio, diseño y construcción del desvío del Tramo Mocambo-Patacón” y según el documento se invertirán aproximadamente $18 millones.

La Dirección General de Caminos de Guatemala presentó el EIA para el mejoramiento de un tramo carretero en el departamento de Totonicapán, que incluye la rehabilitación de 3 puentes y la construcción de uno más. Según el estudio, para la obra se invertirá un total de $6 millones.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarilladospresentó el EIA para ampliar un sistema de agua potable que se ubica en Abrojo Norte, Paso Canoas, provincia de Puntarenas. Los trabajos consisten en la remodelación de la captación, planta potabilizadora, línea de impulsión, construcción de un tanque con capacidad para 1.500 m3 y sus respectivas interconexiones. Según el documento, se invertirán alrededor de $5 millones.

Por su parte, Nicaragua avizora seguir avanzando con la Carretera Costanera del Pacífico con una inversión de US$ 120 millones, el cual abarca los departamentos de Managua, Carazo y Rivas, dando inicio en el poblado de Masachapa y finalizando en Punta El Naranjo, frontera con Costa Rica, completando una longitud de 138 km. Estratégicamente ubicada entre dos aeropuertos internacionales, el Augusto C. Sandino en Managua, el de Liberia en Costa Rica, la costanera constituirá el enlace directo entre los mercados mobiliarios y turísticos de ambas naciones.
En cambio, por El Salvador no hubo registro claro pues solo se conoce una inversión de US$235,1 millones en infraestructura pública del 2017.