Internet, la fuente de información actual

0
926

Hoy en día muchos de los nicaragüenses conocen más sobre noticias a través de las redes sociales que por los medios convencionales como radio, televisión y prensa escrita, a pesar que Nicaragua continúa siendo uno países con los niveles más bajos de acceso a Internet.

En el 2015 cerca del cinco por ciento de la población nicaragüense tuvo acceso a banda ancha fija, mientras que a la móvil fue de 7.2 por ciento. Son miles de usuarios nicaragüenses que se conectan y difunden información a través de internet sobre noticias del momento que son de su sumo interés.

Entre la información que se difunde de interés entre la población nacional se encuentran los siguientes temas: política, deportes, economía y farándula.

Según informe sobre el Estado de la Banda Ancha en América Latina y el Caribe 2016, presentado por la CEPAL,  el 54,4% de los habitantes de América Latina y el Caribe usó Internet en 2015, 20 puntos porcentuales más que en 2010, lo que da cuenta de los importantes avances en el acceso y la asequibilidad al servicio registrados en la región en el último quinquenio.

El porcentaje de usuarios de Internet con respecto al total de la población de América Latina y el Caribe creció  un diez por ciento al año entre 2000 y 2015, lo que permitió reducir la brecha existente con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): se pasó de una diferencia de 37,2 puntos porcentuales en 2010 a 25,2 puntos porcentuales en 2015.

En cuanto al acceso, el documento indica que el número de hogares conectados a Internet en América Latina y el Caribe creció 14,1% como promedio anual en los últimos cinco años, alcanzando el 43,4% del total de los hogares en 2015, valor que casi duplica al de 2010.

Hay una gran diferencia en los niveles de acceso entre los países de la región: de los 24 analizados en 2015, tres tenían una penetración de Internet en los hogares menor al 15%; quince estaban entre 15% y 45%; tres entre 45% y 56%, y solo Chile, Costa Rica y Uruguay llegaban al 60%.

Según el informe, el acceso a conexiones de banda ancha aumentó fuertemente en el período analizado, particularmente en la modalidad móvil, que pasó del 7% al 58% de la población entre 2010 y 2015.

En el 2010, el porcentaje de personas con acceso a banda ancha fija (BAF) y banda ancha móvil (BAM) era prácticamente el mismo. Entre ese año y 2015, el número de suscripciones móviles creció 802,5% y el de conexiones fijas, 68,9%. El país con mayor penetración de BAM con respecto al total de la población es Costa Rica, con 95,5%.

En términos de acceso a internet, mientras en 2010 el costo de contratar un servicio de banda ancha fija de 1Mbps bordeaba el 18% de los ingresos promedio mensuales, a principios de 2016 esta cifra bajó al 2%. La asequibilidad también aumentó significativamente para los usuarios de bolsas de datos prepagadas. En varios países, estas bolsas con vigencia de 30 días tienen costos inferiores al 2% del ingreso, destaca el informe.

A pesar de estos avances,  a nivel latinoamericano persisten problemas relacionados con la calidad (velocidades de conexión) y la equidad en el acceso a Internet (diferencias según la ubicación geográfica y la situación socioeconómica de la población).