La marca ¿cuándo renovarla?

0
157

Los negocios innovadores se distinguen por su marca, por ser el símbolo principal para presentarse ante el mundo con una imagen e identidad. Es importante conocer las tendencias que le ayudarán a descubrir si es conveniente refrescar o renovar su imagen.

Sin embargo,  ¿Cómo podemos saber si ya estamos listos para dar ese paso? Domingo Sanna, profesor e investigador de Marketing de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (UCEMA), explico a Libertad para tu negocios que hay algunos indicios que puedan ayudarle a reconocer cuando “el nombre restringe el alcance de la marca” y cuando “el logo o el slogan lucen antiguos”.

Las marcas deben evolucionar como los clientes lo hacen porque eso les ayuda a diferenciarse de la competencia. }

El portal de noticias Libertad para tu negocio dedicado a la comunidad emprendedora, señala algunos pasos que delimitan expertos en la materia para renovar su marca:

  • Delinear objetivos y un plan de acción a seguir. Se tienen que determinar las razones que llevan al cambio y nunca deben estar alejadas de los objetivos de negocio de la empresa.
  • Realizar una auditoría de la marca actual. Se trata de una investigación analizar la imagen actual y sus objetivos, los cuales deben empatar con los grandes lineamientos de la planeación estratégica nueva con el fin de establecer el diagnóstico y los cambios a efectuar.
  • Reposicionamiento de imagen. Es necesario establecer el reposicionamiento de imagen y la clara definición de las audiencias objetivo a las que se dirige, pues una mejor imagen de marca conduce a una mayor satisfacción de clientes y esto, a una creciente lealtad de su parte.
  • Determinar herramientas y modos de acción. Ejemplo de ello es entender los públicos objetivos y las emociones que los movilizan con respecto a la marca, conservar los elementos de la marca actual que más resuenan con esos públicos y asociar las modificaciones con los cambios reales que se piensa introducir en el negocio.
  • Otro punto fundamental es tener en cuenta que ese cambio también tendrá influencias al interior de la empresa y, por ende, habrá que involucrar a los empleados explicándoles sus motivos y alcances.

Cuando se realice este proceso de renovación de imagen, hay que hacerlo de manera ordenada. Recuerda siempre analizar los resultados de tu cambio de imagen para comprobar si estas en lo correcto.