Logra cejas perfectas

0
935

Si tiñes tu cabello parte de la solución es teñirte las cejas para igualar el color. Sin embargo, en el mercado existen diversos tintes de cejas, por ende hay que tener cuidado en el tipo de tintura y técnica que se usará.

A continuación, te recomendamos los siguientes trucos para que tus cejas luzcan perfectas y lo más naturales posible.

  • Depílate las cejas

Para lograr una mirada lo más natural posible, primero debes depilarte las cejas. Una vez estén perfectamente depiladas, decide qué forma les darás; es importante que te asegures de qué tipo de cejas es el que más te favorece según tu rostro.

  • Elige el color perfecto

Aunque el color más utilizado es el café oscuro, pues es el que se ve más natural, a la hora de elegir el tono ideal para las cejas, piensa en tu color de pelo. Se sugiere mezclar dos tonos más oscuros que el color base del cabello para lograr un efecto más verdadero y natural. Ten en cuenta que no debe ser ni muy claro ni muy oscuro, porque parecerá completamente falso (vuelven a mi mente las mujeres con look de muñeco de ventriloquia).

  • Qué tintes utilizar para las cejas

Una de las opciones es adquirir un tinte para el cabello, y mezclar el producto con agua oxigenada. Esta mezcla se aplicará en ambas cejas, y se dejará durante un total de quince minutos para que surja efecto. Pero si quieres teñirte las cejas de forma impecable, lo ideal es utilizar un tinte vegetal semipermanente para mejorar el color, la forma y el espesor. Una tercera alternativa es la del tinte en polvo específico para las cejas. Se trata de un tinte que se vende exclusivamente para teñirlas, y viene en diversas tonalidades.

 

  • Otros consejos a tener en cuenta

Aplica el tinte en todas las direcciones que puedas en el vello, para que de esta manera estés tiñendo no solamente una parte del vello. Así, lograrás que cada ceja, en su totalidad, quede teñida.
Usa un tinte que no lleve amoniaco. Busca uno de calidad, apto para pieles sensibles en el caso de que lo necesites, y recuerda teñirte, como mucho, una vez al mes.