Mejora tus hábitos de alimentación

0
648

La elección de la comida tiene que ver con el ambiente, increíblemente si tienes un ambiente tenso pueda que crees hábitos de alimentación malos. En ese sentido se te compartirán estrategias para diseñar un ambiente que te invite a comer saludable.

Basándonos en el libro Mindless Eating del profesor Brian Wansink de Cornell University, se te presentarán estrategias para moldear tu nutrición porque estudios demuestran que el ambiente hace que tomes decisiones equivocas de alimentación.

Aquí te compartimos las estrategias de comer saludable sin darte cuenta:

  • Usa platos pequeños: Los platos grandes son sinónimo de porciones grandes; eso te incentiva a comer más. Según el estudio cuando se realiza un cambio de tamaño en el plato puedes consumir hasta 22% de alimentos menos al año.
  • Muchos dicen que la solución es poner menos comida en el plato, sin embargo no se logra el mismo efecto. Si comes una porción en un plato grande tu mente te da insatisfacción, pero si comes esa porción en un plato pequeño tu mente se sentirá más llenadora, el cerebro y el estómago no ven los mismos tamaños.
  • Tomar agua. La mayoría reemplaza el líquido H2o por bebidas carbonatadas, cítricas o hasta café. Preferiblemente mantén una botella de agua cerca de ti, porque si está cerca podrás tomarla con mayor frecuencia y evitarás algunos líquidos no tan saludables.
  • Evita algunos frescos. La mente te hace pensar que los vasos altos y delgados son más grandes sin embargo los anchos y pequeños son los que permiten que tomes más bebidas azucaradas, en promedio se toma 20% menos de líquido.
  • Platos coloridos. Si el color del plato es similar al de la comida, de forma natural te servís más porque el cerebro le cuesta diferenciar el tamaño de la porción. Se recomiendo utilizar colores verdes y azules para pasta o papas, pero no sirvas en esos platos verduras y vegetales porque la porción que te servís es mayor.
  • Mantenga alimentos saludables. Mantén en un lugar de la casa un plato con frutas o cereales para que cuando pases logres tomar de esos alimentos para que no agarres lo primero que vez que muchas veces no tienen los nutrientes necesarios.
  • Usa aluminio y plástico. El dicho que dicta “fuera de la vista, fuera de la mente” es cierto. Comer no solo es un solo una necesidad física sino también emocional, es por eso que con aluminio debes envolver la comida no saludable y en plástico la comida saludable para que ingieras los que está a la vista.
  • Usa contenedores grandes: Mantén la comida saludable en recipientes grandes y los no tan saludables en recipientes pequeños. Los paquetes pequeños pueden estar meses en la cocina, en cambio sí compras paquetes grandes de comida no saludable, empácalas en bolsa más pequeñas; esto asegurará que no comas mucho cada que la vez.
  • Usa la regla del medio plato. Es necesario que diseñes tu ambiente de alimentación, por ejemplo cada que te sirvas las cena, empieza con agregar medio plato de frutas o vegetales. Luego agrega un complemento que te sustente como: granola o cereal.
  • Usa la regla “perímetro externo”. Realizar esta regla es muy fácil porque solo debes evitar caminar por los pasillos del supermercado, preferiblemente comprar en el perímetro externo porque es donde se encuentra lo más saludable: frutas, verduras, pescado y huevos.

Aplicar estas estrategias te permitirá moldear tu comportamiento en distintos ambientes de tu vida.  Notarás cambios con cada pasó que agregues a tu vida diaria, porque envolver la comida no tan saludable en aluminio añade otro paso, pero las bolsas plásticas muestra el contenido. Y al usar platos pequeños añade otro pasó porque si quieres más comida tendrás que servirte de nuevo.

Facilitarle  a la mente hacer una acción permite que tus resultados sean mejor, por ejemplo si añades pasos entre vos y la comida probablemente no lo queras hacer, pero si reduces pasos entre vos y el ejercicio será una rutina que te gustará realizar por ejemplo si quieres hacer ejercicio deja los tenis y ropa afuera desde la noche anterior, reduce un paso para alistarte y ejercitarte.