MEJORANDO LA PRODUCCIÓN NICARAGüENSE

0
2197

arrozLas sequías, inundaciones y plagas, como producto del cambio climático, han puesto a los productores nicaragüenses en serias dificultades. Sin embargo esto ha dado origen a ingeniosas iniciativas que se han convertido en oportunidades para muchos. Entre ellas está el uso de tecnologías que permiten producir sin depender tanto del clima y lograr mayores rendimientos.

El primer congreso nacional agropecuario biotecnología y productividad, organizado por la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC) realizado en el mes de octubre, donde participaron todos los sectores agropecuarios del país e invitados internacionales, es uno de esos esfuerzos que se hacen para encontrar oportunidades en medio de las dificultades que presenta el cambio climático.
Incrementar la productividad es uno de los grandes retos que debe enfrentar el sector agropecuario nicaragüense, y en algunos rubros como el arroz de riego, el tabaco, el maní y la caña, muchos productores lo están logrando.

Según el Convenio sobre Diversidad Biológica de 1992, la biotecnología podría definirse como “Toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos.”
En su momento Michael Healy, presidente de UPANIC, manifestó que es urgente aprovechar los beneficios que ofrece el uso de biotecnología en la producción de alimentos. Indicó que la biotecnología ya se está usando en algunos casos, por ejemplo, el inoculante que se usa en el frijol ayuda a que la planta capture nitrógeno de manera más eficiente.
Experiencias como estas, que se están aplicando en Nicaragua y países vecinos, se compartieron en el congreso al cual asistieron cientos de productores de todo el país, con el objetivo de que conozcan estas experiencias que pueden ayudarlos a producir más y mejor. En el evento también se discutió sobre la ley de prevención de riesgos provenientes de organismos vivos modificados por medio de biotecnología molecular (Ley 705), aprobada en el año 2010.

BUENOS EJEMPLOS

Especialistas, directivos de gremios agropecuarios y productores que están aplicando buenas prácticas coinciden en que una forma de enfrentar el cambio climático es invertir en tecnología. En Nicaragua ya se están viviendo buenas experiencias, como la de la asociación de productores de arroz, quienes han realizado sus propias investigaciones y han desarrollado variedades de semilla. En este punto juega un papel de gran importancia las instituciones financieras nicaragüenses en el tema del financiamiento.
Según Danilo Cortez, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Arroceros (ANAR), el sector ha alcanzado grandes logros gracias a la tecnología aplicada, entre ellos cuenta un crecimiento de 3% anual desde el año 2000. Actualmente los arroceros también cuentan con nuevas variedades mejoradas; más productivas, más tolerantes a las enfermedades; y resistentes a ciertos insectos, según declaraciones brindadas durante el foro.
El arroz de riego se produce dos veces al año con un alto grado de tecnificación, mientras que el arroz de secano, se produce una vez con baja tecnología, según datos de ANAR. El sistema de producción del arroz de riego tiene control sobre las principales variables en el manejo del cultivo, principalmente en lo referido a la fuente de agua de riego, y garantiza el 63% de la producción nacional, según datos que publica la asociación en su sitio oficial.

EL RIEGO ES FUNDAMENTAL

El riego es la tecnología primordial a invertir. Ya sea por aspersión, goteo o gravedad, el riego siempre será un gran aliado de los productores, ya que no dependerán del comportamiento del invierno. La cosecha de agua a través de represas, aprovechando el agua de lluvia y de ríos, es una de las técnicas que ya se están implementando en otros países y que Nicaragua podría retomar.
La forma en que los productores de Nicaragua están reaccionando al cambio climático aplicando nuevas prácticas, complementando las formas tradicionales de producir y adquiriendo tecnología, los prepara para tomar las oportunidades que se prevén para el futuro, como sería un aumento considerable en la demanda de alimentos