Monseñor Báez: “Estamos buscando un diálogo serio”

0
61
Foto de: Confidencial

El monseñor Silvio Báez, dio declaraciones a la cadena internacional de noticias “CNN” para hablar sobre los avances que ha tenido la planificación del diálogo nacional promovido por el gobierno de Nicaragua donde se expondrán temas de agenda social y política.

Báez es miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y forma parte de la comisión de obispos que estarán presente en este diálogo como mediadores y testigos, ahí, ellos escucharán las demandas expuestas por diferentes sectores de la sociedad.

“La Conferencia Episcopal de Nicaragua ha aceptado el reto, aun sabiendo que es un riesgo muy grande (esto es) por el bien común de la sociedad en el país. Ya tenemos muchísimo camino hecho y en los próximos días estará instalada la sala de reunión”, declaró el Monseñor Báez en CNN.

La iglesia católica en Nicaragua ha sido insistente en la implantación de la democracia y la paz en Nicaragua y muchas veces ha instado al gobierno a que retire las fuerzas especiales de la Policía Nacional de las calles y cese la represión a las y los manifestantes que llevan al menos dos semanas de protestas.

“Si a los jóvenes que despertaron su conciencia de forma heroica se les llama vandálicos, vampiros, chupasangre, no se puede crear un ambiente propicio para el diálogo”, añadió Báez.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) en relación con estos acontecimientos dio a conocer la mañana de ayer un “informe preliminar” que refleja la muerte de más de 40 personas, 400 personas lesionadas y daños a la propiedad publica y privada.

Mientras los organismos de derechos humanos nicaragüenses acompañan a las familias de las personas fallecidas para que estas realicen sus demandas, el Gobierno de Nicaragua negó la entrada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aduciendo que deben de “aguardar” los resultados de la Comisión de la verdad conformada por diputados de la Asamblea Nacional.

El Monseñor Báez se refirió a cerca del bloqueo que realizaron los miembros de la Policía Nacional para evitar que los manifestantes llegaran a la Asamblea Nacional para solicitar a los diputados que se estructure una “verdadera Comisión de la verdad”.

“Lo esencial en el diálogo nacional no es confrontar a las personas, sino resolver los problemas, y el Gobierno debería colaborar un poco más en eso”, instó el obispo al medio internacional.

El gobierno de Nicaragua anunció en esta semana mediante su vocera gubernamental y vicepresidente de la República, Rosario Murillo, su plena disipación para participar en el diálogo con “el corazón abierto”.

Las manifestaciones en el país en contra del gobierno de Nicaragua no han cesado, la noche de este viernes un grupo de manifestantes se reunieron en las principales calles de Monimbó y Niquinohomo, ambos municipios pertenecen a los departamentos de Masaya, mientras que en Managua (capital de Nicaragua) se realizan vigilias en honor a los manifestantes caídos en las semanas pasadas.

Por su parte los simpatizantes del partido gobernantes y trabajadores de diferentes instituciones del Estado salen a las rotondas para realizar cadenas de oración que traigan la paz y la estabilidad del país.