Monseñor Silvio Báez: “Un diálogo transparente, no más arreglo de cúpulas, no más pactos debajo la mesa”

0
220
Foto d el diario El País

Este martes Monseñor Silvio José Báez, quien es obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, dijo en una entrevista con Camilo Egaña de CNN que el diálogo nacional es una propuesta que los obispos han venido solicitando al Gobierno desde hace años pero nunca obtuvieron respuesta.

Ahora, Báez señala que “Por primera vez es el Gobierno quien llama al diálogo, en un momento en el que se encuentra muy debilitado y en una situación de falta de credibilidad muy grande en la nación; sin embargo como iglesia estamos dispuesta correr el riego que podría ser una estratagema del Gobierno para ganar tiempo y para alargar la situación que ha conservado a lo largo de estos años, marcada por el autoritarismo, la inconstitucionalidad, el irrespeto a los derechos humanos, la ilegalidad a que crezca la comunión y el entendimiento”.

Para Báez dialogar en Nicaragua es una actividad que la señala como riesgosa, pues destaca que “En Nicaragua no estamos acostumbrados, pues siempre ha sido marcado por la cultura del caudillismo, la corrupción, la violencia”.

El Obispo auxiliar dijo que el diálogo debe tener como objetivo la democratización de Nicaragua. Por otra parte añade que “el diálogo debe estar abierto sobre los temas de la nación, donde estén presentes todos los sectores del país; por otra parte debe ser un diálogo transparente, no más arreglo de cúpulas, no más pactos debajo la mesa”.

“No queremos que los partidos políticos saquen réditos para sus propios grupos” expresa.

Además, Monseñor Báez indicó que la represión gubernamental “fue dolorosa y sangrienta” y para que exista un diálogo con éxito, el presidente Ortega debe asegurar que no volverán más a aparecer en las calles de Nicaragua “matones progubernamentales con aras destructivas”

¿Qué obispos participarán en el diálogo?

De acuerdo con Báez, por disposición de Brenes y la aprobación del Episcopado, él estará participando en el diálogo junto al cardenal Brenes; monseñor Rolando Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, y monseñor César Bosco Vivas Robelo, obispo de la Diócesis de León.