Nicaragua activa unidades de salvamento y rescate ante llegada huracán Otto

0
740

Las unidades de salvamento y rescate fueron activadas hoy por el Gobierno de Nicaragua, que además advirtió sobre posibles deslizamientos de tierra, por el impacto inminente del huracán Otto en el país centroamericano.

Las medidas forman parte de la alerta roja extendida este jueves a todo el sur de Nicaragua, que se prevé sea la zona más afectada por Otto, que se espera toque tierra en el municipio de San Juan de Nicaragua, en la costa sureste del país, fronteriza con Costa Rica, a más tardar a mediodía de este jueves.

Una alerta amarilla abarca la mitad norte de Nicaragua, lo que significa que se debe estar listo para evacuar.

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) ordenó a los miembros de las unidades de rescate “estar listos” ante posibles emergencias, lo que incluye realizar salvamentos, evaluar daños y necesidades, así como brindar albergue a la población.

El total de personas refugiadas a causa del huracán no fue dado a conocer por el Gobierno, salvo 400 habitantes en San Juan de Nicaragua. Las autoridades prevén evacuar 10.750 personas.

En San Juan de Nicaragua, un municipio de 2.600 habitantes ubicado en el extremo del Caribe sur, fronterizo con Costa Rica, se activaron cientos de albergues donde se encuentran refugiadas al menos 400 personas, se aseguraron las casas, la población compró víveres, y el ambiente es de tensa calma, según las autoridades locales.

El Sinapred también emitió una prohibición para transitar en las costas, incluyendo las del Gran Lago de Nicaragua, y recomendó a la población del sur del país no salir de sus viviendas.

De la misma manera llamó a los habitantes de zonas inclinadas a huir si ve que los árboles se inclinan, ya que “eso significa que hay un deslizamiento (de tierra)”, dijo el codirector del Sinapred, Guillermo González.

Otto, clasificado en la categoría 2 Saffir-Simpson, tiene vientos de 175 kilómetros por hora y se desplaza a 15 kilómetros por hora con rumbo oeste según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), de Estados Unidos. ACAN-EFE