Terremoto dejó daños materiales y causó alarma

0
1296

Managua, 9 jun (ACAN-EFE).- El terremoto de magnitud 6,1 en la escala abierta de Richter que sacudió hoy Nicaragua se sintió con fuerza en el occidente del país, causó alarma entre la población, sin que de momento se reporten víctimas, aunque sí daños materiales, informaron las autoridades.

El fuerte temblor se registró a las 21.25 horas (03.25 GMT del viernes) y su epicentro se localizó en tierra firme a 22 kilómetros al noroeste del volcán San Cristóbal, departamento de Chinandega (noroeste), detalló el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El sismólogo del Ineter, José Acosta, precisó que el movimiento telúrico tuvo lugar a una profundidad de 2,3 kilómetros, por lo que fue sentido en el Pacífico, principalmente en occidente.

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, dijo que según los primeros reportes el fuerte temblor fue percibido “casi en todo el país”, provocó que se cayeran las comunicaciones de los teléfonos móviles y la electricidad en algunos lugares cerca de donde ocurrió el epicentro.

Además, provocó el colapso de paredes en una parroquia católica en el departamento de Chinandega.

Murillo indicó que tras el fuerte sismo, han ocurrido cuatro réplicas y llamó a la población a mantener la calma.

Las autoridades explicaron que el sismo fue causado por fallamiento local.

Anteriormente el Servicio Geológico Nacional de Estados Unidos (USGS) había informado que al menos tres seísmos sacudieron el noroeste de Nicaragua, de magnitudes 6,1, 5,1 y 4,6 en la escala de Richter, a una profundidad de 10 kilómetros. ACAN-EFE