Nicaragua pendiente de la integración de El Salvador a la unión aduanera

0
556

El sector privado nicaragüense analiza con lupa los resultados de la unión aduanera entre Honduras y Guatemala, que empezó hace tres semanas.

Nicaragua sigue muy de cerca el comportamiento de la unión aduanera entre Honduras y Guatemala, la cual fue puesta en marcha el pasado 26 de junio por ambos países.

Según el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, las autoridades de El Salvador iniciarán el proceso de integración a la unión aduanera entre el 25 y el 27 de julio, en Guatemala.

A esa reunión, de acuerdo con Aguerri, asistirán funcionarios de Nicaragua en calidad de observadores.

“Nosotros estamos muy atentos a los resultados de este proceso, que todavía es un proceso que tiene ajustes que se están haciendo, pero nuestro interés es que al igual que El Salvador, Nicaragua también sea parte de ese proceso de integración”, expresó el presidente del Cosep.

“Posterior a esas reuniones, que se realizarán el 25, 26 y 27, (esperamos) que los observadores que el Gobierno (de Nicaragua) va a mandar sean personas que vengan después a poder apoyar esta posición del sector privado de sumarnos más pronto posible al proceso de integración”, indicó Aguerri.

Resultados

A tres semanas de haberse puesto en marcha la unión aduanera entre Honduras y Guatemala, el 75% de la mercancía está circulando sin ningún tipo de obstáculos entre ambos países, afirmó Aguerri.

Explicó que “estamos hablando de una unión aduanera que tiene tres puestos fronterizos integrados”.

“Tanto en Corinto, El Florido, como en Aguas Calientes, ya son puestos fronterizos que están integrados para poder desarrollar esta unión aduanera. Estamos hablando también de 10 aduanas periféricas que están atendiendo el 98% de los productos que tienen esa armonización arancelaria. Se ha trabajado en la armonización de los requisitos sanitarios y fitosanitarios, y también hay una facilitación en los pasajeros que vuelan entre Honduras y Guatemala”, refirió Aguerri.

Honduras y Guatemala esperan hacer crecer sus economías en un rango de 1.4 a 3%, por medio de la unión aduanera.

Asimismo, esperan que sus exportaciones crezcan entre un 4 y un 12%; el empleo entre 1.6 y 4.2% y la recaudación fiscal entre 0.2 y 0.5%. “Es decir, estamos hablando de que la unión aduanera significa crecimiento, significa mayores exportaciones, mayores empleos y mayor recaudación. Y también significa una reducción estimada, según el Banco Mundial y la Cepal, de entre 21 y 25% de los costos logísticos”, aseveró el líder del sector empresarial nicaragüense.