Nicaragua prohíbe entrada al mercado de productos costarricenses Dos Pinos

0
1302

(ACAN-EFE).- La empresa costarricense de lácteos Dos Pinos informó hoy de que Nicaragua cerró de “manera sorpresiva” la frontera a sus productos y que no podrán exportar dado que las “plantas no han sido habilitadas”.

En un comunicado de prensa firmado por el gerente de Relaciones Corporativas y Ganaderas Dos Pinos, Francisco Arias, la compañía explicó que no podrán exportar sus productos hasta nuevo aviso.

“Esta medida nos sorprendió pues durante muchos años, la calidad Premium (de Dos Pinos) se ha exportado a Nicaragua, al igual que lo hacemos a más de 10 países en el mundo, cumpliendo no sólo con los estándares de buenas prácticas que nos caracterizan, sino además en acatamiento de cada uno de los requisitos establecidos en legislación nacional e internacional”, afirmó Arias.

Esta información fue confirmada por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), del Ministerio de Agricultura y Ganadería costarricense, que indicó que las autoridades sanitarias nicaragüenses comunicaron sobre “no conformidades” con la empresa Dos Pinos, luego de una inspección realizada en noviembre de 2015.

“Se está solicitando a Nicaragua una reunión para analizar detalles entre las autoridades a cargo de la sanidad animal de ambos países. Se está a la espera que las autoridades nicaragüenses confirmen la fecha para esa reunión”, manifestó el subdirector de Senasa, Alexis Sandí.

En el comunicado de prensa, Senasa añadió que realizó una reciente inspección a dos establecimientos procesadores de productos lácteos, de la empresa nicaragüense LALA, e identificó varias “no conformidades” con el sistema de producción de las dos plantas inspeccionadas.

En mayo pasado, Senasa procedió a una revisión integral de todos los puntos del proceso productivo que son relevantes para garantizar la calidad sanitaria del producto final, entre ellos, el sistema de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades; el sistema oficial de vigilancia y control de inocuidad en los establecimientos procesadores y de acopio.

“Las no conformidades (de la empresa LALA) se identificaron a nivel de finca y de centros de acopio, en las plantas de proceso, en el programa de residuos, buenas prácticas en el manejo de medicamentos veterinarios”, detalló Sandí. ACAN-EFE