¡No a la censura en Nicaragua!

0
150

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la libertad de prensa, sin ninguna duda, es un elemento central del derecho más amplio a la libertad de expresión.

Por ende, la prensa (en sus varias plataformas) juega un papel central al informar de forma contextualizada sobre los temas relevantes para todos los ciudadanos y ciudadanas, al agendar en debate público las cuestiones centrales para el desarrollo y la democracia, al actuar como “perro-guardián” de los gobiernos y otros actores, según destaca la oenegé.

Recientemente en Nicaragua se ha atentado contra el periodismo independiente para generar información a través de medios oficiales afines al gobierno de turno, para desarrollar un contenido alejado de la realidad de las luchas sociales y civiles que se impulsa por un intento a las reformas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), aunque ya la revocación del decreto, la sociedad sigue inquieta.

Con seis días de protestas que han dejado al menos 30 muertos, la libertad de prensa se ha visto fracturada al momento de buscar las noticias para informar a la sociedad. Hasta el momento se ha atacado a unos 11 reporteros, han matado a un periodista y censurado cuatro medios independientes.

Entre los periodistas agredidos se encuentra: Julio López- de Onda Local, Alfredo Zúñiga fotógrafo de Agencia AFP, René Cuadra de 100% Noticias, Carlos Herrera de Confidencial, Néstor Arce de Confidencial, Maynor Salazar de Confidencial, Roy Moncada de La Prensa, Emiliano Chamorro de La Prensa, Edgard Navarro, Director  de Artículo 66 y el asesinato de Ángel Gahona quien era periodista y propietario del noticiero Meridiano de Bluefields.

“Este ataque premeditado a los periodistas es una muestra del peligro con el que ejercemos nuestra profesión en Nicaragua, sin garantías mínimas para proteger nuestra integridad. Los colectivos tienen tarjeta verde para atacar a los reporteros, robarles sus equipos e intimidarlos cuando pretender filmar, entrevistar o fotografiar las manifestaciones que espontáneamente se han convocado en la capital y otras ciudades del país” señaló Carlos Salinas en Confidencial.

Por su parte, Ana Lucía Cruz periodista de Artículo 66 expresó que la libertad de prensa está totalmente fracturada porque el gobierno está demostrando que no hay libertad de expresión porque si algo no le parece lo saca del aire,  ya que son medios que le están diciendo la realidad al país.

Lamentó todos los hechos ocurridos en el país, porque dice que les atacan pese a andar grabando y registrando todo la agresión y represión que se dan en los lugares, y mencionó que es lamentable la muerte del colega Gahona que como única arma tenía el celular donde transmitía todos los hecho que ocurrían en Bluefields.

“Es lamentable como han golpeado ultrajado y detenido a periodistas que solo cubren todas las noticias” concluye.

Esta semana ha sido transcendental para el periodismo nacional porque a quedo demostrado por un lado que no hay libertad de expresión ni información, se ha aplicado la censura de manera evidente para aquellos medios que traten de demostrar la verdad y por otro lado la manipulación de la información de los medios oficialistas que tratan de ocultar la realidad.

En ese sentido, Juan Daniel Treminio, periodista independiente expresó que el gremio asume ese riesgo porque hay quienes te amenazan y ya tuvimos como saldo la muerte de un periodista porque se trata de informar lo que en realidad está pasando.

“Es un riesgo que he asumido con mucha satisfacción  porque por un lado están las turbas y por otro lado los policías pero esquivas todos por ir en busca de la información, es admirable que la gente este apostando a la verdad” alega.

Adicional, destaca que otro logro es que la juventud universitaria se haya levantado porque quedo atrás el mito de que los jóvenes eran apáticos a la política, la idea es mantener la lucha cívica y pacífica. “Se ha dejado por sentado que esto no era solo por el INSS sino por todo el trasfondo social, económico y  político que ha venido suscitando en los últimos años en Nicaragua” argumenta.